La Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León (Fdmescyl) recomienda “evitar las actividades de alta montaña” en toda la comunidad autónoma.

 La previsiones meteorológicas para el sábado, domingo y lunes, con precipitaciones en forma de nieve en todos los sistemas montañosos de Castilla y León y fuertes ráfagas de viento, según informa la Agencia de Protección Civil, condicionan las salidas a este entorno durante los próximos días. “Sería una imprudencia pensar en acudir al Peñalara, subir al Almanzor o realizar una actividad en los Picos de Europa”, advierte el guía de alta montaña Álvaro Ramos, quien entiende que durante este fin se demana “hay que ser menos ambiciosos” en las expecidiones.

La abundante nieve en muchas zonas de la comunidad, acumulada tras las precipitaciones de la pasada semana, unidas a la lluvia de los últimos días, condiciona también el temido fenómeno de las avalanchas. “Estamos en alerta. El manto no está firme y con las nuevas nevadas va a ser peor. Si a esto sumas una previsible mala visibilidad, provoca que cualquier persona, aunque sea experta en la montaña, pueda provocar o encontrarse con una avalancha”, indica Ramos.

“El problema no está solo en la nieve, durante el viernes y el sábado habrá rachas de viento de hasta 60 kilómetros por hora en prácticamente toda la Comunidad, incluso podrá alcanzar los 100 kilómetros por hora en los principales sistemas montañosos de la Región, de ahí que el peligro sea muy evidente”, puntualiza el guía de alta montaña.

 Pese a la recomendación de evitar los sistemas montaña durante el fin de semana, desde Fdmescyl se ofrecen una serie de consejos para las personas que tengan que acudir “obligatoriamente” a estas zonas: “Lo más importante es la planificación. Tenemos que tener claro dónde vamos, cómo vamos y cuánto tiempo vamos a estar en ese lugar”, señala Ramos. “Ahora, con la planificación no vamos a evitar todos los peligros, con estas condiciones no podemos pensar en estar horas y horas en la montaña. Debemos planificar actividades cortas”, añade. “El viento es un valor añadido de peligro y muy importante. Es uno de los agentes que provocan las avalanchas, condiona la visibilidad de la persona o el grupo y aumenta la sensación de frío. Es recomendable utilizar prendas de abrigo y confeccionar una mochila con frontales, mantas térmicas y comida y agua en cantidades de sobra por su tuviéramos un incidente no esperado”.

Desde la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León también se incide en la necesidad de realizar las actividades en grupo y evitar “aventuras” en solitario. “No es garantía de éxito, ahí está el caso del grupo de montañeros que se perdió en San Isidro hace poco más de un mes, pero siempre ayuda”, señala el representante de Fdmescyl.

Por último, desde la Federación se advierte que, dadas las condiciones meteorológicas adversas, es complicado llevar a cabo un rescate en caso de accidente, de ahí que cualquier siniestro o problema se pueda magnificar. “Ahora mismo es muy complicado que despegue un helicóptero y las vías de acceso están condicionadas. Prudencia y si es posible el mejor consejo es evitar las zonas de alta montaña en la Comunidad”, termina Álvaro Ramos.

Foto: nevada en la provincia de Segovia/Ical