La escultura dedicada a José Rodao situada en el Paseo de Isabel II ya tiene nueva placa. El Ayuntamiento y la Diputación Provincial han sustituido la anterior placa, deteriorada por el paso del tiempo, colocada por ambas instituciones en 1965 con motivo del centenario del nacimiento del poeta.

Este monumento, el busto obra de Aniceto Marinas y la piedra de Toribio García, antes de localizarse en el Paseo del Salón estuvo en la Plaza de los Huertos. En ella se inauguró un 26 de junio de 1927, meses después del fallecimiento del escritor. Una remodelación de la Plaza de los Huertos hizo que en 1960 se trasladara al lugar que ocupa hoy en día.

La placa ahora repuesta, recoge el mismo texto de la original: “La exma. Diputación y el exmo. Ayuntamiento a JOSÉ RODAO en el centenario de su nacimiento. SEG.SEP-1965”