La directora del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente de Segovia, Ana Martínez de Aguilar, ha descartado la ampliación a corto plazo de este centro museístico con la incorporación del edificio del palacio de Enrique IV, que se encuentra en pleno proceso de rehabilitación. Martínez de Aguilar explicó, según recoge la agencia Ical, que pese a las necesidades de espacio, “desgraciadamente la crisis” ha parado este proyecto. “No quiere decir esto que se haya perdido del todo la oportunidad, se ha perdido durante este momento, pero nosotros siempre confiamos en que haya momentos mejores y que se pueda retomar en un futuro”, señaló, tras lo que reiteró que “hoy por hoy el proyecto no existe y se está trabajando con los mimbres que tiene el museo”.

La responsable del Esteban Vicente, que realizó estas declaraciones durante la presentación de la exposición de Benjamín Cano, que se podrá ver en el centro hasta el 11 de enero de 2015, recordó que el palacio es propiedad de la Junta de Castilla y León, mientras que el edificio actual del museo pertenece a la Diputación de Segovia que ha cedido su uso.

“Desgraciadamente la crisis económica nos ha hecho perder esa gran oportunidad”, reiteró la directora, que destacó “el desarrollo extraordinario” llevado a cabo en los últimos años, por los que el espacio se ha quedado pequeño “en algunos aspectos”. “Necesitamos una biblioteca más grande para poner a disposición del público, unos locales para talleres donde se desarrolle la labor educativa del museo y más sitio para combinar la colección permanente con exposiciones temporales”, añadió.

Respecto al futuro del museo, Martínez de Aguilar aseguró que el plan de viabilidad aprobado el pasado mes de junio garantiza el funcionamiento del centro hasta 2016, aunque apuntó que en la instituciones públicas se tienen que dar el visto bueno a los presupuestos anualmente. “Nosotros tenemos previsto este año el 25 de noviembre, antes que nunca, convocar el pleno donde se aprobará el presupuesto del año siguiente y de alguna manera refrendar las decisiones que ya han tomado las instituciones que forman parte del museo”, subrayó la directora, que resaltó que han pasado “un momento de una dificultad enorme y el plan de viabilidad ha sido un espaldarazo”.