La Diputación ha aprobado hoy en el pleno ordinario de febrero una declaración institucional donde solicita al Gobierno y a la Junta ayuda para restablecer las infraestructuras y servicios públicos afectados por las lluvias de la pasada semana en diferentes puntos de la provincia.

El acuerdo pasa también porque la institución, tras efectuar el informe de los daños ocasionados en los diferentes municipios, traslade tanto al Gobierno, como a la Junta de Castilla y León, dicho documento para que ambas administraciones puedan realizar las acciones oportunas a fin de paliar la situación actual.

La Diputación Provincial se encuentra en estos momentos valorando todos los daños provocados por las lluvias y los equipos de carreteras y caminos comenzaron el día 14 de febrero de 2017 a realizar labores de limpieza, desescombro y restauración de las principales vía afectadas.

El acuerdo adoptado por todos los grupos políticos también insta a trasladar el documento aprobado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, al Ministerio de Fomento, y a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. Se trasladará también a la Confederación Hidrográfica del Duero y a la Consejería de Agricultura y Ganadería, a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y a la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León.

Por último, se dará conocimiento del mismo a todos los ayuntamientos de la provincia afectados por el temporal de lluvias: Aldealengua de Pedraza, Añe, Arahuetes, Arcones, Arevalillo de Cega, Basardilla, Carbonero de Ahusín, Collado Hermoso, Gallegos, El Espinar, Los Huertos, Juarros de Riomoros, Lastras del Pozo, Matabuena, Navafría, Navas de San Antonio, Navas de Riofrío, Otero de Herreros, Pedraza, Pelayos del Arroyo, Prádena, Rebollo, Sotosalbos, Torre Val de San Pedro, Valdeprados y Yanguas de Eresma.