Segovia es una cuna de la convivencia de multitud de culturas muy diversas; aquí convivieron, por primera vez en la historia, musulmanes, judíos y cristianos, lo cual siempre ha dotado a esta ciudad de un espíritu abierto y armónico entre culturas dispares. Así lo recuerdan hoy en la comunidad musulmana.

Reconocen que, a raíz de la detención de un yihadista en la capital, se respira cierto clima de incertidumbre y miedo. “Fruto de la desinformación, muchos vecinos no saben que el detenido es de origen español, lo cual puede acrecentar la estigmatización a la que se ve sometida la comunidad”, sostienen.

“No queremos que se vinculen estos hechos con todos los musulmanes ni árabes” nos cuenta Amir, un joven empresario marroquí, con un negocio desde hace varios años en la capital. “Muchos musulmanes vivimos felizmente en Segovia, en armonía con el resto de la comunidad”.

Tras una visita a una mezquita de la capital, Segoviaudaz.es ha hablado con varias personas sobre este hecho. “No queremos que se vincule la religión con el terrorismo, es algo muy distinto” nos comenta Mohammed, afincado en España desde hace 6 años. “El Corán no dice nada de eso, un buen musulmán no dañaría ni a una mosca” nos apunta un compañero suyo.