Segovia acogerá la XIII Asamblea General de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) del 13 al 16 de agosto. La Asamblea, que se celebra cada seis años, espera la visita de entre 800 y 1.200 participantes de 42 diócesis de toda España y podrá seguirse en redes sociales con la etiqueta #Enla13

La Asamblea, según palabras de José Fernando Almazán, presidente de HOAC, pronunciadas en la rueda de prensa ante los medios locales servirá para “dialogar y concretar para  alcanzar el máximo acuerdo sobre cómo queremos ser, vivir y actuar en los próximos años como comunidad eclesial que quiere vivir y testimoniar a Jesús en medio del sufrimiento, el empobrecimiento y la inequidad que sufren hoy tantas personas y familias trabajadoras”.

La HOAC es un movimiento de la Iglesia que tiene su misión y su quehacer explícito en el mundo obrero, entre los trabajadores y las trabajadoras, con especial interés en sus periferias: los más castigados por las condiciones de trabajo, por la falta de empleo, por la falta de derechos, por la precariedad de las condiciones de vida personal y familiar… Ellos y ellas son los empobrecidos del mundo obrero.

Almazán ha subrayado que para “los trabajadores y las trabajadoras, pese a la tan anunciada recuperación, están siendo tiempos de mucho sufrimiento. Tiempos que reclaman cambios muy profundos en la forma de vivir y de hacer las cosas, para poner de verdad la dignidad de las personas, y en particular las necesidades de los empobrecidos y excluidos, en el centro de la vida social. Son tiempos que reclaman a gritos justicia, trabajo digno y solidaridad. Son tiempos, como dice constantemente el papa Francisco, de hacer plenamente verdad en nuestras vidas que “cada cristiano y cada comunidad cristiana están llamadas a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres”.

En este sentido el Presidente de la HOAC ha denunciado “la enorme fractura social, de las desigualdades y el empobrecimiento que padecemos” que deriva en “una profunda disolución de lo humano”

La HOAC se propone llevar adelante una propuesta de humanización y transformación que pasa por cuatro claves: Acompañar la vida de las personas concretas y colaborar a que puedan vivir su humanidad de manera plena; Colaborar a un cambio de mentalidad, a una nueva manera de entender y comprender la realidad, Colaborar al cambio de las instituciones para que estén más al servicio de las necesidades de las personas, y en particular de las personas empobrecidas y Colaborar a construir experiencias alternativas en la forma de ser y trabajar que implica el uso de los bienes contribuyendo a generar otra realidad social.

 

La Asamblea

Constará de un informe de valoración; 5 Talleres de diálogo, debate y convivencia dónde se van a compartir experiencias concretas sobre la vida y la acción de la HOAC; 5 Plenos parciales que abordarán las aportaciones realizadas a los materiales de trabajo y 1 Pleno general que someterá a consideración de la Asamblea los acuerdos y/o modificaciones alcanzados en los plenos parciales y el plan de trabajo de la HOAC para el próximo bienio.

La primera eucaristía de la Asamblea, el 13 de agosto, será presidida por el cardenal Blázquez y en ella, se realizará una colecta cuyo dinero será destinado a tres proyectos: Una empresa de economía social de Huelva, una empresa de inserción de Vila-Real (Castellón) y un proyecto inserción de jóvenes de Madrid.

El sábado 14 a las 19h, se celebrará la eucaristía en la catedral y estará presidida por el obispo responsable de la Pastoral Obrera, D. Antonio Algora. Tras ella, a las 20h, se realizará un acto público en la Plaza Mayor para reivindicar trabajo digno.

Foto: captura de pantalla de la web de HOAC en la que se recoge el programa de la Asamblea así como su estrategia de comunicación /hoac.es