La propuesta municipal para la carga y descarga en el Centro de la ciudad comprenderá el horario de 7:30h a 10:00h de la mañana. El equipo de Gobierno municipal asegura que “La situación actual de la carga y descarga en el eje calle Real-Azoguejo-Fernández Ladreda, el peligro que supone el elevado número de vehículos para peatones, en primer lugar, y conductores, en segundo, hace necesario tomar medidas para reducir lo más posible ese riesgo para todos”

“Las medidas adoptadas son consecuencia de los estudios y encuestas realizados por los técnicos municipales” sostienen en un comunicado de prensa las fuentes municipales y aseguran que “Esos estudios demuestran que, aunque las tareas de carga y descarga se pueden realizar durante un periodo de tres horas (de 8:00 a 11:00 horas), la acumulación de vehículos se produce en el último tramo, es decir, entre las 10:00 y las 11:00 horas (a modo de ejemplo, de los 183 vehículos que pueden pasar un día concreto, la mita -95- lo hacen en ese tramo de la mañana). Esta situación pone de manifiesto, también, una infrautilización del horario de carga y descarga entre las 8:00 y las 10:00 horas”

La coexistencia de vehículos y peatones, sigue el comunicado,  “provoca ocasiones de peligro evidentes, para las personas, pero también para el patrimonio histórico. Además se ha comprobado, a través de las encuestas realizadas, que menos del 40% de las actividades desarrollas en la Calle Real requieren de labores de carga y descarga diarias. Y que el tiempo medio que se emplean en esas tareas no supera los veinte minutos”

Afirman las mismas fuentes municipales que se produce  “una imagen caótica de esta calle peatonal, estrecha en algunos tramos, eje de unión entre el Azoguejo y la Plaza Mayor, por lo tanto vía fundamental de conexión entre puntos turísticos más importantes de la ciudad (Acueducto-Catedral-Alcázar). Para reducir los riesgos y racionalizar la carga y descarga, se ha decidido adelantar el periodo para llevar a cabo esas tareas. El horario será de 7:30 a 10:00 horas. Se concederá un margen de 15 minutos para permitir que los vehículos salgan de la Calle Real. Por lo tanto, a las 10:15 horas no podrá haber ningún vehículo (furgoneta, turismo o camión) destinado a la carga y descarga”

El Ayuntamiento vigilará el cumplimiento de este horario a través de dos cámaras que se instalarán en la entrada y salida de la Calle Real. Por su parte los hosteleros no podrán instalar las terrazas hasta que no haya finalizado el periodo destinado a la carga y descarga.

Por último, “con el fin de preservar el patrimonio histórico se prohibirá realizar labores de carga y descarga en zonas próximas a los edificios de mayor valor como la Casa de los Picos y la biblioteca” En definitiva y según concluye el comunicado del ayuntamiento   “da prioridad a la seguridad vial y la movilidad segura, protegiendo al colectivo más vulnerable: el peatón”

Foto: el Plan presentado por el municipio contempla la prohibición de realizar carga y descarga cerca de las zonas más “sensibles” como la Casa de los Picos o la actual Biblioteca Pública, en la imagen.