El grupo de acción local Aidescom-Campiña Segoviana se creó en julio de 1994 y es ahora cuando presenta en sociedad un nuevo ‘vivero de empresas’ en Santa María la Real de Nieva. A lo largo de estos más de 25 años ha gestionado un total de tres programas de desarrollo y ha trabajado intensamente por la promoción y el desarrollo de los 51 pueblos que abarca su campo de actuación en el centro-oeste de la provincia.

En 2014, Aidescom vio la necesidad de contar con algún edificio polivalente que facilite el trabajo a posibles emprendedores, pues los viveros empresariales más cercanos están en Cuéllar o en el Vicam en Segovia capital. El nuevo inmueble está ubicado en el número 22 de la calle Catalina de Lancaster junto al instituto de bachillerato. Se trata de un vivero destinado a empresas y asociaciones, que dispone de cinco despachos, una sala de reuniones y una sala de formación. La idea de Aidescom, que también trasladará allí su sede ubicada en la actualidad en la cercana calle Maestros, es que en este nuevo recinto puedan desarrollar su actividad jóvenes emprendedores cuyo ámbito de actuación sea la campiña segoviana o el resto de la provincia.

Planta única

El edificio cuenta con una planta única y 250 metros cuadrados útiles. Cada uno de los despachos dispone de algo más de quince metros cuadrados, y están amueblados (mesa de oficina, mesa de reuniones y dos archivadores). Aidescom ofrece también a los usuarios luz y wiffi. La inversión en el edificio asciende a 500.000 euros a los que Aidescom ha hecho frente con recursos propios y fondos europeos a través del programa leader 2007-2013.

El grupo de acción local de La Campiña, que está a la espera de la adjudicación del nuevo programa europeo, consideraba necesario este edificio como complemento a la propia actividad de su organización, y como una forma de facilitar a jóvenes empresarios “el arranque inicial”, según explica su gerente, Javier Castilla.

Foto: actual sede de Aidescom en la calle Maestros en Santa María la Real de Nieva