El boceto del lienzo “Retrato de su hija Magdalena en un pasillo” del pintor Cristóbal Ruiz  Pulido (Villacarrillo, Jaén, 1881 – México, 1962) es la obra elegida para la actividad “la pieza desconocida” que cada dos meses promueve el museo de Segovia. el propósito es el de promover el conocimiento de los fondos singulares y desconocidos, que no suelen estar incluidos en la exposición permanente del Museo. Con la iniciativa también se busca atraer a un público que, aunque ya haya visitado el Museo de Segovia en anteriores ocasiones, pueda estar interesado en estos elementos por su temática, procedencia o significado.

La obra definitiva fue pintada en 1923 y se encuentra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y su boceto previo fue donado probablemente por el propio autor al Museo de Segovia en 1926, cuando Cristóbal Ruiz pintó su conocido “Retrato de Antonio Machado”.

El boceto es un pequeño óleo sobre cartón, de 26,5 por 18,3 centímetros, que muestra con sencillez y delicadeza el esbozo de una niña de pie en un pasillo, que observa entre sus manos lo que parece una pequeña labor. Dibujo poco definido, sin rostro y con colores grises azulados y blancos, salvo ese pequeño elemento de un vivo color amarillo, que sostiene entre sus manos la figura, y el cabello negro brillante que destaca sobre el conjunto.

El cuadro fruto de este boceto previo ha llegado a ser una de las obras más admiradas de Cristóbal Ruiz y constituye un ejemplo representativo de su concepción figurativa de la pintura a la que permaneció fiel durante toda su carrera como pintor en España y en el exilio.

Las personas que quieran acercarse al Museo de Segovia para observar esta exclusiva pieza pueden hacerlo en el horario habitual del centro, de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas, de martes a sábados; y de 10.00 a 14.00 horas, los domingos.

Foto: Detalle del boceto del lienzo “Retrato de su hija Magdalena en un pasillo” del pintor Cristóbal Ruiz  Pulido/Museo de Segovia