La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, afirmó hoy que ya están en marcha el 70 por ciento de los proyectos incluidos en el programa electoral que fue avalado por los segovianos en las urnas. Tras dos años del actual mandato municipal, aseguró que se han logrado solventar problemas que llevaban muchos años “enquistados en la ciudad”, por lo que consideró que ha sido un periodo de “intenso trabajo y actividad”.

En ese sentido, la regidora destacó que están solventado problemas que se venían arrastrando como la casa de la calle de La Parra, cuya resolución judicial va a ahorrar al consistorio indemnizaciones millonarias. En segundo lugar, destacó la reorganización de la carga y descarga de mercancías en la Calle Real, la vía principal entre el acueducto y la plaza Mayor, y la aceptación de los espacios públicos y los viales de la zona de Anselmo Carretero.

Para Luquero, en junio de 2015, lo que más le preocupaba era la amenaza de cierre que pesaba sobre la estación de autobuses. Dos años después, “está remodelada” gracias a la colaboración de la Junta y el Ayuntamiento. Para Luquero, Segovia, como ciudad Patrimonio de la Humanidad merece una nueva estación, y asegurá que la tendrá “en el futuro”, mientras tanto la actual, “está prestando un servicio digno para la satisfacción de todos”.

Para la alcaldesa, otro pilar importante de estos dos primeros años, fue acometer la rehabilitación de la avenida de la Constitución que arrastraba “años de abandono y falta de inversión”. A pesar de los problemas surgidos que obligaron a levantar el firme en varias ocasiones por la aparición de hundimientos, Luquero afirmó que es mejor afrontar los afrontar los problemas e ir resolviendo los inconvenientes.

Entre las grandes inversiones, casi 21 millones de euros en la nueva depuradora de Segovia, con una notable mejora en la cantidad y en la calidad del agua. Y los más de 7,2 millones en las Áreas de Regeneración Urbano (ARU) de San José y Canonjías con 685 viviendas y once calles rehabilitadas.

Luquero también destacó la recuperación del último espacio pendiente en la Casa de la Moneda, ‘El Jardín del Rey’, espacios que suman atractivos turísticos para una ciudad, que vivió en 2016 un año de récord en visitantes y 2017, “va por el mismo camino”. Un incremento turístico que tiene detrás a su juicio, una estrategia, como la búsqueda en los mercados asiáticos.

La alcaldesa remarcó el buen trabajo realizado por la concejalía de Hacienda en la gestión de los planes de pago para poder hacer frente a las sentencias por expropiación de terrenos desfavorables al Ayuntamiento. Una solución para que estas cantidades fueran “digeribles” para las arcas municipales sin mermar la atención a los servicios.

Luquero resumió que el equipo de Gobierno tiene un claro modelo de ciudad, cada vez “más integradora, educadora y social”. El turismo sigue siendo el motor económico pero “abriendo” otras vías como son la innovación tecnológica y la industria cultural y creativa. Segovia, aseguró su alcaldesa, es una ciudad cada vez más igualitaria, con una “mirada quienes más cada vez más necesitan el apoyo de las administraciones públicas”

Retos de futuro

Para los dos próximos años, los retos del consistorio segoviano son acometer grandes urbanización urbanas en la plaza de la Artillería, la calle San Juan, así como intentar llegar a la calle Daoíz, explicó Luquero.

Segovia, como estrategia de ciudad, tendrá un un proyecto cultural integral. Al edificio CIDE el Círculo de las Artes y la Tecnología y a un parte de la Cárcel-Centro de Creación llegará el proyecto del Instituto de Danza ‘Alicia Alonso’. Y se podrán en marcha como centro de dinamización cultural, la Casa de la Lectura.

Otros proyectos básicos para lo que resta de legislatura son: la renovación del contrato del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria; el nuevo pliego de condiciones del servicio de transporte urbano y la renovación de todo el alumbrado urbano. “Tanto el monumental como el del resto de la ciudad”.

PEAHIS

Luquero hizo un apartado especial para hablar del Plan Especial de las Áreas Históricas, al que calificó como “el PEAHIS de mis dolores de cabeza”. La alcaldesa de la ciudad no se atreve a dar fechas, porque las últimas modificaciones introducidas en el documento obligan a tener “nuevos periodos de exposición pública”. Luquero dejó claro que la colaboración con la Junta es máxima y “no puede ser más dialogante.