La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, explicó hoy que fue “un cúmulo de incidentes desafortunados” lo que propició los problemas ocurridos ayer en el servicio público de autobuses, y pidió disculpas a los ciudadanos afectados. Luquero aseguró que se rompieron las lunas de tres autobuses que se tuvieron que retirar y, además, hubo una avería en un cuarto vehículo, de “los comprados más recientemente”. Luquero expuso que no es nada frecuente y totalmente excepcional que se “rompan tres lunas seguidas”.

La alcaldesa de Segovia aseguró que la incidencia de averías en los autobuses de la capital están dentro de los parámetros normales, y son “similares a otras ciudades” con un servicio de transporte urbano en la misma línea. Además, explicó, que se ha renovado el 50 por ciento de la flota, con diez autobuses nuevos.

Luquero pidió disculpas a los usuarios que se vieron afectados por esta circunstancia, pero rechazó las críticas del Grupo Municipal del Partido Popular, porque “no hay una mayor incidencia de averías”. La alcaldesa recordó que los autobuses urbanos están operativos 16 horas al día y recorren un total de 4.300 kilómetros. Fue una jornada marcada por una circunstancias especiales y se tomó la decisión de eliminar la Línea 9, que “tiene muy pocos usuarios”, para que el microbús fuera a reforzar la Línea 6. “Con eso fue suficiente”, afirmó.