La franquicia segoviana Sushicatessen trasladará su sede en Segovia al kiosco de Padre Claret en los próximos meses. Tras la firma con Isolux, concesionaria de la instalación municipal, la empresa que nació en la capital el 17 de abril de 2013, dejará su actual tienda en la avenida de la Constitución para convertirse en restaurante y ofrecer a sus clientes un espacio más innovador, con sala específica para el consumo en local de sushi (como ya está implantando en otras capitales). Con ello, según explican sus fundadores, Rodrigo Roche y María Coco, pretenden “dar un servicio que los segovianos estaban solicitando desde su apertura ya que, hasta la fecha, el consumo en Segovia debía efectuarse en domicilio, en la opción de reparto o recoger”.

Sushicatessen, que abrirá este sábado un nuevo establecimiento en Ciudad Real, ya opera en Rivas Vaciamadrid, Valladolid y Logroño. Las obras de la nueva sede comenzará en los próximos días y su apertura, previsiblemente, tendrá lugar en los meses de primavera.

…y nuevas propuestas culinarias

Además de la cadena de sushi, los empresarios prevén poner en marcha una nueva línea de negocio que cohabitará en el kiosco y en cuyo diseño trabajan estos meses. Con ello, su objetivo es ofrecer nuevas alternativa culinarias en la capital, diferentes a la ofrecidas actualmente. Habrá que esperar unos meses para desvelar algunos de estos secretos… 😉