Día de gestos de la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, hacia los dirigentes provinciales del Partido Socialista en Castilla y León que la respaldan. Unos y otros se habían citado unos momentos antes del Comité Federal de hoy para mantener un encuentro, que las fuentes consultadas por Ical, califican de “informal” para analizar la situación interna del partido en toda España y preparar la apretada agenda que llevará a la presidenta de Andalucía el próximo fin de semana a celebrar tres actos con afiliados y cargos públicos en Castilla y León: Salamanca, el viernes, 20 por la tarde noche; Palencia, el sábado, y León, el domingo.

Después, todos escenificaron esa complicidad acudiendo juntos a la sede de Ferraz para asistir al Comité ante una nube de fotógrafos y cámaras que dejaran constancia de ello. Así, escoltaron a la líder andaluza figuras socialistas como el ex-secretario autonómico, Julio Villarrubia; el secretario segundo de la mesa del Congreso y responsable del partido en Segovia, Juan Luis Gordo; el diputado abulense, Pedro Muñoz; la ex portavoz de los socialistas en el Congreso, Soraya Rodríguez, y los secretarios provinciales de León, Tino Rodríguez; Palencia, Miriam Andrés, o Zamora, Antonio Plaza, o el presidente del Consejo Comarcal de El Bierzo, Gerardo Álvarez.

Según algunos de los dirigentes que participaron en el encuentro, Susana Díaz les transmitió “sus ganas de trabajar” para conformar un proyecto para el PSOE escuchando a los militantes. “Nos ha dicho que quería escuchar a todo el mundo que quiera decir algo en este partido y por eso va a implicarse en acudir a distintas federaciones para ir y palpar la realidad de la gente”, señalaron estas mismas fuentes.

Asimismo, explicaron a Ical que la elección de Castilla y León como arranque de esta ronda de visitas a diversas agrupaciones responde, por un lado a la invitación de diversos dirigentes provinciales para que pudiera dar a conocer sus ideas a la militancia en sus respectivos territorios y por otro su deseo de escuchar a los afiliados en lugares en los que, precisamente, se ha señalado que la militancia podría tener un posicionamiento más crítico hacia lo ocurrido en el PSOE.

La propia Susana Díaz señaló, a preguntas de los medios de comunicación en Madrid que siempre ha ido donde le han invitado sus compañeros de partido y puso como ejemplo que, durante estos tres años, ha visitado agrupaciones en Cataluña, Aragón, Valencia, Euskadi, Asturias, Extremadura o Castilla-La Mancha. “Llevan meses invitándome los compañeros de Castilla y León y voy a ir porque me parece que es una responsabilidad que, cuando otros compañeros te llaman, vayas y colabores, y de eso se trata”, remachó. “No le saquen más punta al lápiz porque no hay más”, zanjó ante las informaciones que apuntan a un primer movimiento de la presidenta andaluza de cara al proceso congresual que ha abierto hoy el Comité Federal.

Intervenciones en el Comité

La visita de Susana Díaz a Salamanca, León y Palencia, conocida ayer, eclipsó el debate de las posiciones que mantuvieron los socialistas de Castilla y León en el Comité Federal de hoy y en el que toda la delegación autonómica presente en la sala de votación aprobó el calendario propuesto por la Comisión Gestora. Durante la sesión, intervinieron por parte del PSOE de la Comunidad, su secretario autonómico, Luis Tudanca; los secretarios provinciales de Soria, Carlos Martínez; León, Tino Rodríguez, y Valladolid, Javier Izquierdo y la ex portavoz del Grupo Socialista en el Congreso Soraya Rodríguez.

En su intervención, Luis Tudanca se quejó del “ruido” sobre el debate interno de los socialistas que se había producido todos estos meses en el exterior del partido y no hizo alusión alguna a la posibilidad de plantear un calendario alternativo al de la gestora, como si hizo el dirigente del PSOE de Valladolid, Javier Izquierdo, quien abogó por que el proceso se iniciase en abril argumentando la posibilidad de un adelanto electoral, según señalaron a Ical dirigentes presentes en la reunión.

Tanto Soraya Rodríguez como Carlos Martínez apelaron a la unidad de los socialistas y pidieron que cesaran los insultos y los reproches a quienes defienden distintas posiciones, mientras que Tino Rodríguez abogó por acabar con el debate de las fechas y centrarse en construir un proyecto de se sitúe “entre los populares y los populistas”, por lo que abogó por un líder que una al partido y con capacidad de ganar las elecciones.