José Rubio es otro de esos ejemplos de segovianos a los que les cuesta ser profeta en su tierra. Hace algo más de dos meses este maestro, psicopedagogo y experto en español como lengua extranjera organizó un evento para emprendedores para, entre otras cosas, incentivar al emprendimiento en Segovia y ahora, tan solo unas pocas semanas después ha sido él el que ha tenido que salir de Segovia.

La historia profesional de José ha pasado por lugares tan dispares como Siberia donde ejerció de profesor de español y en el que reconoce “me sentí más integrado que en mi propia ciudad”; “en Siberia he pasado menos frío que en Segovia” De hecho, y aunque parezca mentira: “ cuando llegué a Siberia era el único que hablaba español por allí y me costó menos integrarme que ahora que he vuelto a mi casa. Me siento un extraño”.

Rubio acudió a Siberia a enseñar español a univesitarios y, asegura, había veces que al cambio ( cobraba en rublos) cobraba en torno a 100 euros y sin embargo “nunca me faltó de nada”. “Allí el dinero no es importante, aquí hay que pagar facturas, la cuota de autónomos… todo es dinero”.

“No tengo cultura española, soy ciudadano del mundo. Exiliado de Segovia. Me gusta aprender nuevas culturas y no mezclarme con otros españoles”, enfatiza. Pero ni a miles de kilómetros de casa pudo separarse de Segovia. “ En lo más recóndito de la Rusia profunda conocí a una compañía de títeres que soñaba con participar en Titirimundi, pero nunca les habían seleccionado”.

La experiencia rusa de Rubio se prolongó con un traslado al Caúcaso a través del Ministerio de Asunto de exteriores pero la etapa no fue excesivamente larga al regresar por motivos familiares.

El espíritu emprendedor de José Rubio brotó espontáneamente en 2012 con la creación del blog EducaSpain, un lugar virtual sin ningún ánimo de lucro mediante el cual puso en contacto a la práctica totalidad de los profesores de español en todo el mundo.

IMG-20160413-WA0003 copia

“Estaba preparándome para ser experto en español como lengua extranjera. Quería luchar para mejorar las condiciones del profesorado y que se valore la profesión.”, argumenta Rubio como propósito para la creación del blog.

La gran cantidad de visitas al blog y la red establecida de contactos le permitió convertirse en un ‘blogger’ de referencia e impartir ‘open class’ en múltiples ocasiones.

Con el paso del tiempo el Blog se convirtió en portal web y punto de encuentro para profesores de español en más de 120 países. Con cerca de 23.000 profesores que lo siguen más los usuarios que reciben el boletín que periódicamente les hace llegar. Acuden a jornadas de español como lengua extranjera y en 2016 ha visitado Inglaterra, Hungría, Italia , Bélgica y diferentes partes de España.

Lugar físico en Segovia

Pero José Rubio quería estar cerca de casa e intentó la aventura de crear en Segovia una Escuela que pretendía hacer venir a estudiantes de todo el mundo a estudiar español en Segovia. Tenía los contactos necesarios para conseguir los alumnos y todo parecía ir en la buena dirección hasta que chocó con la burocracia en Segovia. Apenas estuvo unas semanas abierta la escuela hasta que pudo constatar que las promesas de apoyo recibido solo se quedaron en eso: promesas.

“A las administraciones se les llena la boca hablando de ayudar al emprendedor pero luego no lo cumplen. No cerré la escuela por motivos económicos aunque había sido un desembolso muy grande sino por muchos problema. Burocráticas, y de otro tipo”, afirma.

Cuando regresé a Segovia de Rusia una institución me propuso crear una escuela y en seis meses estaba todo listo. Y cuando quedaban días para abrir dejaron de repente de confiar en mi y tuve que lanzarme a la aventura yo solo”

“Me arriesgué e invertí mucho dinero, porque no hay escuelas de español aquí y tenía el propósito de convertir a Segovia en destino de estudiantes de Español. Pero necesitaba la ayuda de personas e instituciones”

“En cinco meses vinieron estudiantes de Polonia, Suiza, Inglaterra, EEUU, Canada, Italia, Francia, Alemania… venían a aprender español” y residían en Segovia durante un tiempo, asegura Rubio.

“Yo solo quería promocionar Segovia, hacía publicidad gratuita de Segovia. En todas las ciudades se apoya la inmersión lingüística desde los ayuntamientos y las diputaciones. Aquí no. No se conoce Segovia como destino para aprender español”, manifiesta con tristeza José Rubio.

Segovia como caso particular

Los conocimientos y contactos profesionales adquiridos por Rubio han motivado que, después de cerrar la Escuela en Segovia le hayan salido propuestas en otros lugares: “Tengo convenios con Universidades y escuelas para promocionar eventos, programas de formación de profesorado”. “Quería haber traído muchas cosas a Segovia, ahora ya no sé si podrá ser”.

“En Segovia no es fácil abrir un negocio. No hay nada más que darse un paseo por la ciudad. Se abren negocios y se cierran en dos o tres meses, por algo será”, apunta José Rubio.

Manual del buen profesor de español

En lo que al manual del “perfecto profesor” según Rubio, las características remitirían a un docente con capacidad de reciclarse: “Un profesor necesita una formación continua y siendo funcionario algunos creen que tienen la vida solucionada. El niño es lo más importante y no ellos”, asegura Rubio.

Para ser un buen profesor de español en el extranjero “Hace falta una formación específica de Español como lengua extranjera”.

Foto: José Rubio durante su etapa como profesor de español en Rusia.