El Director General de Caja Rural de Segovia José María Chaparro en declaraciones al programa de la Cadena Ser de Segovia “Hoy por hoy” presentado por Alfredo Matesanz, ha realizado unas duras declaraciones relativas a la crisis generada por la situación de Caja Segovia y la implantación de Bankia en la provincia.

Chaparro reconoce en la entrevista que su entidad se benefició de la crisis de Caja Segovia:  “aprovechamos bien la situación. Si la crisis se trabaja con responsabilidad y se toman decisiones bien tomadas te puede dar una ventaja competitiva” y además aseguró que: “Nos ha ido muy bien pero quizá no haya sido tanto gracias a lo buenos que seamos nosotros, que algo bueno habremos hecho, sino a lo mal que lo han hecho los demás”

Desde el punto de vista profesional, Chaparro asegura con respecto a la relación institucional con Bankia que:  “Tenemos unos valores de compromiso de cercanía y respeto y esos valores nos han hecho ser siempre muy respetuosos con la antigua Caja Segovia y la actual Bankia pero lo cortés no quita lo valiente. Nosotros consideramos que nuestro modelo de banca es mucho mejor”

Y habla de desigualdad al referirse al rescate del Estado hacia la entidad financiera: ” Bankia es una entidad que ha sido nacionalizada. Se le han dado 22.424 millones de euros. Si somos 46,4 millones de españoles y a estos señores se les ha dado ese dinero, cada español ha puesto 483 euros para que Bankia siga funcionando. Nosotros consideramos que eso es competencia desleal” En relación a este tipo de situaciones Chaparro aseguró que: “Nosotros no hemos pedido un duro nunca, siempre hemos dado beneficios, hemos trabajado, hemos sido austeros en nuestros salarios y en los medios con los que contamos”

Pero lo que más indigna a José María Chaparro es lo que considera la “prepotencia” con la que se dirige Bankia a la ciudadanía: ” Después de haberles metido 22.424 millones de euros llega su presidente y es capaz de decir que van a a dar un dividendo al Estado de 128 millones de euros y que van devolviendo la deuda. 22.424 millones menos 128 son 22.296 que todavía deben” “También aseguran (Bankia) que están en disposición de comprar otros bancos. Creo que decir eso es una barbaridad. Si a mi me dan ese dinero yo no me compro un banco, me compro siete”

En la extensa entrevista con Chaparro en Radio Segovia, el Director General concluyó sus reflexiones con respecto a Bankia y Caja Segovia con una apuesta por su producto frente al de los demás:  “Clientes que en su momento fueron abandonados por entidades como Caja Segovia o Bankia… se merecen un respeto y una alternativa mejor y nosotros somos una alternativa mejor”

Con respecto al balance de los siete años que lleva en el cargo en Segovia, Chaparro hace un balance muy optimista: “Estamos muy contentos, después de 7 años de duro trabajo y crisis y desarrollo de la marca Caja Rural en Segovia, tenemos buenas noticias porque hemos vuelto a dar beneficios, además hemos crecido en todas las magnitudes de negocio”

La mejor noticia para Chaparro es que: ” Uno de cada cuatro segovianos es cliente de Caja Rural. Cerca de 40.000 personas y desde el punto de vista de la empresa 6 de cada 10 ya son clientes también de Caja Rural” y recalcó que el modelo de negocio de Caja Rural es el mejor: ” Nuestro modelo de trabajo no es ni el de una caja ni el de un banco. Somos una cooperativa de crédito que tienen sus socios que pueden opinar incluso acerca de nuestro trabajo y que nos obliga a estar muy cercanos a nuestros clientes”

Después de un repaso a la actualidad económica de la provincia y la situación en Grecia, Chaparro tuvo cariñosas palabras hacia la Fundación Caja Rural: ” Para nosotros es nuestra niña,  nuestros propios socios nos dijeron que algo teníamos que hacer desde la vertiente social aunque fuera poco” y confirmó la inversión anual “Por el modelo que nosotros tenemos estamos metiendo en torno a 400.000 – 500.000 euros al año pero tiene un efecto multiplicativo porque lo que hacemos es colaborar”

Foto: José María Chaparro ( a la derecha) durante un acto en Cámara Segovia en una imagen de archivo/Ical