El coordinador de IU en Segovia, José Ángel Frías, asegura que los casos judiciales del Torreón de Lozoya y de las prejubiliaciones de Caja Segovia “no son aislados”, sino que la entidad funcionaba como “la parte financiera de una trama”. Denunció que cuando existían problemas de liquidez en sociedades en las que participaba, “Caja Segovia ponía dinero y ya está”. Dos nuevos casos en los que, según Izquierda Unida, se comprueba que los consejeros “no se enteraban de nada de lo que aprobaban”.

Frías recordó que Caja Segovia participó en la sociedad “Vallenava Capitol”, que fue llevada a los tribunales por el Partido Socialista, en julio de 2008, por corrupción urbanística en Valladolid capital. “Un caso del que se libró el exalcalde León de la Riva, pero sí tuvo varias condenas”, afirmó. Sólo tres meses después de la denuncia, el Consejo de Administración de Caja Segovia aprobó un cambio de nombre, pasándose a llamar “Vallenava Inversiones”; una ampliación de capital social, y dio a Oscar Varas, director de Riesgos de la entidad, “13 millones de euros para que hiciera su voluntad” en esta sociedad, además mantuvo que el exvicepresidente de Caja Segovia, el socialista Manuel Agudíez, podía “haber llamado a sus compañeros de Valladolid y averiguar qué estaba pasando”, pero no lo hizo.

En cuanto a la operación “Lezo”, según Izquierda Unida, Caja Segovia estuvo involucrada en el campo de golf de Majadahonda, en el que están implicados los hermanos Ignacio y Pablo González. Concretamente, Caja Segovia tenía participación en la empresa “Soto Once”. Según Frías, al igual que en el caso anterior, cuando se detectan problemas de liquidez y financiación, “no pasa nada. Se llama a Caja Segovia que hace una ampliación de capital y les baja los intereses”. Asegura que, de nuevo, tanto el responsable de inversiones de la entidad financiera, Miguel Ángel de Vicente, como el director de Riesgos, Oscar Varas, “lo vieron todo bien”. El acuerdo fue ratificado por el consejo de administración en febrero de 2009, aportando 250.000 euros.

Responsabilidades políticas

El coordinador provincial de Izquierda Unida criticó con dureza al presidente del PP de Segovia, Francisco Vázquez. “Van tener un congreso en el que van a ratificar que aquí no se mueve nadie. Dos de los imputados son su mano derecha y su mano izquierda en la Diputación, de toda la vida conocido”, señaló en referencia a Miguel Ángel de Vicente y José Luis Sanz Merino. Aseguró que no le preocupa tanto la dimisión, porque “en el Partido Popular al que se mueve le quitan inmediatamente pero si está imputado, no”.

Finalmente, se preguntó si los méritos de Francisco Vázquez para ser aupado como numero dos del Partido Popular en Castilla y León, son “estar rodeados de gente imputada”. Reiteró su denuncia por la unión entre populares y socialistas ante estos casos, que se materializó en la aprobación de los presupuestos de la Diputación. “Y mientras tanto el señor Gordo sigue en los mundos de Yupi de 8.000 euros al mes”, declaró Frías.