Publicidad

Halladas dos antiguas albercas de la Fábrica Real de Paños en la UVA

Publicidad

Las obras del Campus de Segovia han sacado a la luz dos albercas de la Fábrica Real de Paños. La Universidad prevé colocarlas en uno de los espacios ajardinados previstos en el recinto universitario.

El informe técnico arqueológico de las obras de construcción de la segunda fase del Campus María Zambrano, en Segovia, ha documentado dos albercas, datadas entre los siglos XVIII y XIX, de la Fábrica Real de Paños de Ortiz de Paz. La primer alberca fue un conjunto de lavadero de paños, pozos y secadero, correspondientes a la fábrica original de paños de los siglos XVIII y XIX. La otra alberca, que contenía pozos de decantación y limpieza, distintas cubetas y compartimentos, se construyó en el siglo XIX. Se cree, que pudo construirse tras el incendio que sufrió la fábrica en 1850. Junto a estas alberaas, se han documentado restos de distintas conducciones de agua descontextualizadas y cimentaciones del siglo XX del Regimiento de Artillería.

Publicidad

La Universidad de Valladolid, de la que depende el Campus María Zambrano, estudia la posibilidad de desmontar las estructuras más sobresalientes, acopiar los elementos y montarlos en un espacio libre ajardinado de los previstos en el proyecto de la segunda fase del recinto universitario.

El empresario Laureano Ortiz de Paz fundó en 1779 la Real Fábrica de Paños, aunque anteriormente ya existió la Real Compañía de Paños Superfinos, en 1763, para intentar paliar la ruina que venía arrastrando la industria pañera en el siglo anterior. La fabrica mantuvo su actividad, tras la muerte del empresario, con el marido de su hija al frente, Tomás Pérez Estala.

En enero de 1820, la fábrica sufrió un incendio, y nueve años después, falleció Tomás Pérez. El descenso de la producción cayó en picado, hasta su completa desaparición en 1865. A finales de la década siguiente, el Ayuntamiento compró la llamada ‘Casa Grande’ a los herederos de Ortiz de Paz para acondicionar el edificio como instalación militar, según recoge la tesis de Alberto Rincón de Frutos. El 21 mayo de 1878 entró en el inmueble el Regimiento de Artillería.

 

Publicidad