El sindicato CGT ha hecho públicas las que , bajo su punto de vista, son una serie de carencias de la nueva biblioteca de Segovia y que, según manifiestan, “han aparecido para mayor desdicha de los trabajadores y trabajadores y de la propia ciudadanía”. El Sindicato afirma que: “si el traslado ha estado condicionado por la imprevisión y las prisas, la ocupación definitiva está lastrada por sorpresas y sobresaltos que están alterando de forma gravosa las condiciones de trabajo de las personas que allí trabajan”

Enumerando las, a su juicio, deficiencias del proyecto, el Sindicato afirma haber detectado la aparición de goteras y en segundo lugar que : “no se ha hecho la obligada evaluación de puestos de trabajo, lo que está obligando al personal a adaptarse a unas ‘circunstancias’ de trabajo lesivas para su integridad”; Además, afirman, “la calefacción se ha estropeado y la empresa encargada del mantenimiento está en Madrid, con lo que ello supone a la hora de resolver posibles averías”

En el capítulo de las posibles responsabilidades por los inconvenientes, el sindicato manifiesta que “entre el Ministerio y la Junta sabrán quien tiene responsabilidad sobre qué cosas. Pero lo cierto, e incontestable, es que la Junta de Castilla y León es la responsable del Personal y es a esta Administración a quien hay que exigirle el obligado respeto y la necesaria atención hacia los trabajadores y trabajadores y, por extensión, hacia la ciudadanía que hace uso de tan reconocible servicio”

Foto: fachada de la biblioteca pública de Segovia recientemente inaugurada/Ical