En cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica la calle  Francisco Atorrasagasti pasa a denominarse Francisco Giner de los Ríos. En el acto, al que han acudido diferentes personalidades de la vida pública de Segovia, la alcaldesa Clara Luquero ha querido constatar de Giner de los Ríos que citando a Machado que: “Su alma vendrá a nosotros en el sol matinal que alumbra a los talleres, las moradas del pensamiento y del trabajo.”

Giner de los Ríos falleció hace ahora 100 años y de esta manera el ayuntamiento quiere recordar “al que fue el intelectual y pedagogo más importante de su tiempo, para hacer que Segovia le rinda el homenaje que merece, y que su nombre quede ya para siempre unido a esta ciudad”, según manifestó la alcaldesa.

Luquero, además, en su emotivo discurso en torno a la figura de Giner de los Ríos afirmó que  “La revolución que protagonizó fue una revolución silenciosa pero de calado tan hondo que aún sigue viva hoy, cien años después de su muerte: la revolución de la educación y la Razón; la revolución de la igualdad y la esperanza. Pedagogo, intelectual, creador de la Institución Libre de Enseñanza, cuyos principios iluminan lo mejor de una época brillante de la cultura española que fue conocida como la Edad de Plata, Giner introdujo en las formas y hábitos de la educación española un método de aprendizaje revolucionario para la España de su tiempo, en el que la ciencia y el razonamiento se daban la mano por primera vez con la formación creativa y artística, y con el deporte”

También afirmó Luquero que “es un orgullo para esta ciudad contar desde hoy con una calle que honre y recuerde al padre de la educación española, al hombre que abrió los caminos de libertad y de limpieza ética que luego transitaron vecinos nuestros ilustres como Antonio Machado, María Zambrano, y buena parte de la inteligencia española de su tiempo”

Foto: Fracisco Giner de los Ríos/accioncultural.es