La explanada del Museo Castillo Zuloaga en la villa de Pedraza de la Sierra acogió el primer Concierto de las Velas 2017. Un espacio bajo la luz de cientos de candelas, crearon el mejor ambiente en el que 1.800 espectadores descubrieron los “Genios y diablos” del programa musical de la orquesta de cámara “Filarmonici di Roma”junto al violinista Kirill Troussov.

La orquesta italiana ofreció a los asistentes, un concierto que arrancó con el “Concierto en La Mayor para cuerdas” de Antonio Vilvaldi. Al que siguieron las “Arias y Danza antiguas” de Respighi, y “El trino del diablo” de Tartini.

Un concierto con aire y sonidos italianos, que conoce a la perfección el violinista Kirill Troussov, considerado de uno de los mejores intérpretes de su generación. Troussov siempre actuá con un Stradivarius, que fue propiedad del músico Brodsky. Una noche de verano, en la que también resonaron las piezas, “La casa del diablo” de Boccherini, un “Rondó para violín y cuerdas” de Shubert y, como colofón de esta gran fiesta musical, el “diablo” italiano Paganini y su improvisación con orquesta de cuerdas y violín, “Carnaval de Venecia”.

Una cita, en la que de nuevo, Pedraza regresó al Medievo, gracias a la luz de más de 50.000 candelas distribuidas por sus calles, plazas, jardines y patios. Este año, sólo las 5.000 personas que retiraron su pase gratuito de acceso o con reserva en los restaurantes y hoteles, pudieron pasear por sus calles. En las horas previas al concierto, voluntarios de Protección Civil y la Fundación Villa de Pedraza, centraron sus esfuerzos en explicar este nuevo sistema de acceso y su objetivo de garantizar la seguridad y el disfrute del evento.

El próximo sábado, Pedraza celebrará el segundo Concierto de las Velas con la actuación de “Los Virtuosos de la Filarmónica de Berlín”, bajo la dirección de Laurentius Dinca.