El Ayuntamiento abre el albergue de peregrinos de Zamarramala que desde este año está regulado por una Tasa que fija el precio a pagar (8 euros persona/día) por quienes lleguen a Segovia y busquen hospedaje en su peregrinaje hacia Santiago de Compostela. Una de las novedades es que se podrá disponer de sábanas desechables.

El Ayuntamiento convertía en 2014 la antigua Casa del Maestro situada en la calle Fragua Vieja, en albergue de peregrinos. Desde entonces, el número de personas que han encontrado cobijo en sus instalaciones ha ido en aumento. Desde su apertura en 2014, en el mes de abril, dormían en él 365 personas, en 2015 lo hacían 489 y en 2016 ya son 506 los peregrinos que hacían parada en Fuente del Pájaro.

El Ayuntamiento pone a disposición de todos ellos un edificio moderno y funcional de dos alturas con capacidad para 40 personas, en dos salas con literas. En la planta baja, además de uno de los dormitorios, los peregrinos se encuentran con un recibidor con información de interés, la cocina-comedor equipada con los electrodomésticos básicos (microondas, frigorífico…), zona de taquilla y los baños adaptados a personas con discapacidad. En la segunda planta, además del dormitorio y los baños correspondientes, se ha acondicionado una sala de estar.

El albergue es atendido por operarios municipales de 14:30 a 21:00 horas de lunes a domingo. Fuera de ese horario y de manera excepcional, el Ayuntamiento cuenta con la colaboración de los establecimientos hosteleros y comerciantes de Zamarramala, implicados en la buena marcha de esta instalación municipal.