Con el primer día de abril, Moraleja de Coca se convirtió en la sede provincial del Quad. Los motores comenzaban a rugir a las 12:30 de la mañana, hora en la que llegaban los primeros participantes de la V Quadquedada de la localidad segoviana, organizada por la Asociación Cultural La Olma, y no dejaron de sonar hasta las 23:30, hora en la que llegaban los últimos asistentes. Se había inaugurado oficialmente un encuentro en el que no faltó el recuerdo a ediciones anteriores gracias a la proyección de imágenes de quedadas anteriores.

Tras el reencuentro del día anterior y a las 7:45 los participantes y los nuevos recién llegados, pudieron disfrutar de la degustación de unas sopas de ajo y de un chocolate caliente para dar paso a la ponencia de Félix Martín de Seprona de Segovia, que explicaba a los asistentes la ley actual de montes y cómo se aplica en Castilla y León. Tras las oportunas explicaciones, comenzaba la primera ruta bajo el lema “Un quad, un pino” con la que un año más, se realizó un guiño al medio ambiente.

La ruta nocturna que se realizó este año se dirigió hacia Coca “no fue sólo la iluminación del castillo lo que a todos nos llamó la atención, sino la imagen de la larga fila de quads iluminando todo el recorrido, esto es algo que creo que a todos nos emocionó” asegura la organizacion de la quedada en un comunicado.

Con los motores ya apagados y con una parrillada en el estómago, ya se comienzan a calentar los motores de la próxima Quadquedada de Moraleja de Coca.

DEJA UNA RESPUESTA