La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró no reconocer la justicia cubana y afirmó que el régimen es una tiranía que se prolonga desde hace 54 años. Así lo dijo tras la visita a Ángel Carromero a la cárcel de Perogordo, en Segovia, donde el vicepresidente de Nuevas Generaciones del PP madrileño se encuentra ingresado después de que España aceptara la condena impuesta por el país caribeño de cuatro años de cárcel por el accidente de tráfico en el que murió el destacado opositor Oswaldo Payá, el pasado mes de julio.

La dirigente popular en esta ocasión sí pudo entrevistarse con Carromero después de que el pasado sábado, 29 de diciembre, acudiera al centro y no pudiera acceder al carecer de los permisos oportunos. Aguirre definió el sufirmiento de Carromero en la cárcel cubana, donde estaba sujeto a una vía, como “una tortura”. La presidenta de los populares de Madrid volvió a incidir en la necesidad de que se lo conceda a la mayor brevedad el tercer grado debido a que en España lo acurrido no es considerado delito.

DEJA UNA RESPUESTA