Tarde soleada, y buena entrada de aficionados en el campo municipal de La Albuera para ver el partido que han disputado la Gimnástica segoviana y el Huracán Z. La afición responde, y en cada partido que juegan los azulgranas en casa, se vive buen ambiente.

Antes del inicio del encuentro, se ha guardado un minuto de silencio por los recientes fallecimientos de José Luis Gómez San Antonio, funcionario del Instituto Municipal de Deportes de Segovia, Rosa Llorente, abuela del entrenador de la Gimnástica Segoviana, Luis Misis y Vicente Misis.

La Segoviana ha saltado al campo cargada de energía para afrontar un encuentro importante, ante un rival directo para luchar por los puestos de play off. Los de Maroto han comenzado presionando desde el principio. En los primeros doce minutos de partido, la Segoviana ha tenido tres claras ocasiones de gol, con buenas jugadas, pero se han encontrado con un portero, que paraba todo. El Huracán Z ha salido con una buena defensa, bien plantado en el terreno de juego, y ha cortado las jugadas de la Gimnástica a base de faltas. Han acusado la falta de una de sus estrellas, Ramírez, que no ha podido viajar con su equipo por estar sancionado.

Los azulgranas han dominado toda la primera mitad, pero no ha sido suficiente para adelantarse en el marcador y se han ido al descanso con el empate a cero y con la baja de Ramsés, que ha tenido que ser sustituido por molestias musculares.

La segunda parte, se ha iniciado con un control de juego por parte de los locales, con ocasiones de gol, y un buen control del balón. Los de Zamora, en esta segunda mitad, se han acercado más a la portería, pero no se ha apreciado ninguna jugada de peligro. Más protagonismo en la portería de Manu, que hoy se ha lucido en el campo de la Albuera con grandes intervenciones. Los minutos finales han estado marcados por el acoso gimnástico y las continuas interrupciones debido a las faltas pitadas por el colegiado Guerra Escudero, que han influido en la fluidez del juego.

Impresiones

Al finalizar el partido, ambos entrenadores, han mostrado sus puntos de vista acerca de lo vivido en el terreno de juego.

Luis Cembranos, entrenador del Huracán Z, se ha mostrado satisfecho por el partido que han hecho sus jugadores y entre líneas ha reconocido, que el punto que se llevan a casa es, en gran parte, gracias a su portero: “Hemos tenido tres paradas meritorias”, ha señalado. Asimismo ha manifestado que la Segoviana ha ganado “la batalla del centro del campo”.

Por su parte, Paco Maroto, entrenador de la Gimnástica Segoviana, ha mostrado su malestar por el resultado del partido: “esto se llama sumar un punto y quedarnos con la miel en los labios. En este sentido, Maroto, ha reconocido el buen partido que han hecho los azulgranas, pero ha insistido en que lo importante es sumar puntos. Además ha reconocido que la lesión de Ramsés ha repercutido en las ocasiones filtradas por el equipo contrario en la zona izquierda del ataque. “El equipo ha estado muy serio, ha concedido pocas ocasiones de gol”, ha concluido el entrenador gimnástico, dejando clara la sensación de que “hoy nos hemos dejado dos puntos en casa”.

DEJA UNA RESPUESTA