El Rey Don Juan Carlos ha addicado en favor de su hijo, el príncipe Felipe de Borbón. La noticia, de carácter institucional, fue anunciada en una declaración pública, sin preguntas, a las 10.30 horas en el Palacio de La Moncloa.

Asimismo, Rajoy avanzó que su majestad comunicará los motivos de su decisión “personalmente” a todos los españoles a lo largo del día. “He encontrado al rey convencido de que es el mejor momento para que se produzca con toda normalidad el cambio en la Jefatura del Estado”, dijo el presidente del Gobierno, así como la transmisión de la corona al príncipe de Asturias.

En ese sentido, el presidente del Gobierno explicó que se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario mañana martes, 3 de junio, para cumplir con las disposiciones constitucionales. Por ser una abdicación, se aprobará una ley orgánica, según marca el artículo 57.5 de la Constitución española. Además, Rajoy señaló que confía que en un un “plazo muy breve” las Cortes proclamarán rey del príncipe de Asturias.

“Estoy convencido de que los españoles vivirán esta página de la historia, con tranquilidad y agradecimiento al rey”, señaló el jefe del Ejecutivo. “Quiero como presidente del gobierno rendir homenaje a quien durante 39 años ha sido punto de encuentro de todos los españoles y el mejor símbolo de la convivencia en paz y libertad”, dijo en su intervención Rajoy, quien destacó su papel como “impulsor” de la democracia.

“Supuso ser su baluarte cuando la vio amenazada”, dijo y añadió que fue el “mejor portavoz” del país en “todos los rincones del mundo” y un “defensor infatigable” de todos los intereses nacionales. Recordó que renuncia al trono una “figura histórica”, vinculada a la democracia española, “que no se puede entender la una sin la otra”. Por ello, aseguró que todos los españoles tienen con él una “impagable deuda de gratitud”.

Finalmente, expresó su “firme confianza” en quien está llamado a sustituirle, el príncipe por su “preparación”, “carácter” y “amplia experiencia en asuntos públicos”. Estas tres características constituyen para Rajoy una “sólida garantía” para el desempeño de la figura del jefe del Estado. Insistió en que estará “a la altura de las expectativas”. Además, apuntó que el proceso que comienza hoy se va a desarrollar con “plena normalidad”, en un contexto de normalidad constitucional, como “ejemplo de la madurez democrática”.

 

Con una convocatoria que ha despertado el interés de todo los medios de comunicación, y que ha desatado durante una hora todos los rumores en relación a la posible abdicación de Don Juan Carlos. El presidente ha destacado que el Rey, tranquilo, le ha trasladado que es el mejor momento para  la sucesión. Esta situación conllevará la convocatoria, mañana, un Consejo de Ministros extraordinario y posteriormente, conforme al anuncio del presidnete, se preparará una nueva ley orgánica que contemple la sucesión.

“Este proceso se va a desarrollar con plena normalidad, y como una expresión más de la madurez de nuestra democracia”, ha concluído el presidente del Gobierno. 

DEJA UNA RESPUESTA