El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, afirmó este sábado que “como están las administraciones, no hay quien lo pague ni quien lo sostenga”, y puso el punto de mira en las mancomunidades y las provincias, preguntándose si “pueden convivir” mil de las primeras o 50 de las segundas. 

Arenas clausuró el Congreso de Nuevas Generaciones de Huelva y pidió a su auditorio apoyo a la reforma de las Administraciones Públicas que el Gobierno está negociando con el PSOE. Según dijo, “hace falta una reforma integral de todas las administraciones”, pero matizó que “sería un pofundo error pensar que la reforma pasa por los ayuntamientos“, que dijo que no son los culpables del déficit público.

En su lugar apostó por clarificar las competencias, para que los consistorios no tengan que asumir las que corresponden a otras administraciones, y sugirió que “hay que ver si pueden convivir mil mancomunidades o 50 provincias”.

El Gobierno avanzó hace meses una eliminación de mancomunidades si no resultaban funcionales, pero terminó limitándolo a la voluntariedad de las entidades implicadas. De las provincias nunca se habló.

Arenas denunció que “a veces parece que los ciudadanos están al servicio de las administraciones en vez de al revés” y en este sentido no tuvo empacho en reformar el Estado de las Autonomías siempre que sean para unir más a España y no para dividirla.

El dirigente popular defendió las reformas del Gobierno alegando que sólo a través de ellas se puede volver a construir una sociedad con oportunidades para todos. Aprovechando la edad de su auditorio, puso el acento en la reforma laboral, de la que dijo que está pensada para el empleo de los jóvenes, y en la reforma educativa.

De ambas aseguró que son “elementos agitadores frente al conformismo”. Así, subrayó que “no es lo mismo ser un buen político que un buen gobernante”, porque éste ha de saber decir que sí y que no y adelantarse a los problemas y las preocupaciones de los ciudadanos

DEJA UNA RESPUESTA