Todo comenzó un 1 de marzo de hace 23 años cuando Luis decidió comprar un pequeño local en San Millán. Estudiante de la ‘escuela de cocina segoviana’ de Cándido, como así nos cuenta uno de sus dos hijos, Emiliano, comenzó su andadura como autónomo gracias a “lo confiados que son nuestros clientes”. Pronto, un restaurante de nombre extranjero, ‘el California’, caló entre la clientela de uno de los barrios con más solera de la capital. “El nombre surgió cuando mi padre y los compañeros de Cándido fueron a ver el local. Uno de ellos propuso que se llamara como una cadena de cafeterías muy famosa en aquel momento, ‘California’. Pasaron una gorra para votar y se decidió que así se llamaría”.

Gracias al boca a boca de la primera etapa y a la página de valoraciones Tripadvisor, se han situado en el primer puesto del ránking de la web. Un total de 117 opiniones, de las que 105 lo califican de ‘excelente’ o ‘muy bueno’, han conseguido que este pequeño restaurante ‘californiano’ de comida “tradicional, con una mezcla de innovación” se posicione como el número uno de la capital según esta página web. “El mérito es de los clientes, que entran en un restaurante de barrio con un nombre que nada tiene que ver con el tipo de cocina que ofrecemos” cuenta Emiliano, al frente de la cocina. “Precisamente ese es una de las cosas que más llama la atención de nuestros comensales. Parece que cuando abren la puerta esperan encontrar una noria o algún tipo de espectáculo, pero al final salen encantados por el trato cercano, familiar, y la relación calidad-precio”.

 

Comedor del restaurante ‘California’.

 

Pero el secreto, “aunque me tenga que morder la lengua, se basa en el respeto al cliente. No de un día, sino de años anteriores, años de bonanza en los que seguimos trabajando con la misma política de precios. Mi padre siempre decía que al cliente hay que dejarle salir todos los días, no solo los fines de semana” confiesa Emiliano, que junto a su madre, su hermano Luis, César el camarero y la persona que se encarga de la limpieza del local, forman el pequeño, pero trabajador, equipo que mantiene el negocio. “Lo más importante es el precio, es lo que más se valora junto con saber dar el toque final con una buena cocina, una buena mesa y que el cliente sepa lo que le estás dando”.

 

250 llamas al día

Pero no todo son ventajas. El número uno y la fama a nivel local que ya les precedía, les ha supuesto más de 250 llamadas al día. “Tripadvisor nos da mucho trabajo. Nos han llamado de Dubai, Seichelles, zonas de EEUU, Argentina… más todos los clientes, principalmente los de Madrid. Es una pena no poder atender a todos, pero sigue siendo un negocio familiar y se nos queda grande dar ese servicio o intentarlo. Hay gente que se pone en contacto y el teléfono está colapsado”. Por eso, Emiliano cuenta que no se plantean ampliar el local ya que “se perdería el encanto y una de las cosas que más valoran los clientes, que es el trato cercano y lo acogedor del local”. Y cuenta que, “de momento tenemos una capacidad anual para 10.000 personas y estamos ofreciendo servicio a 16.000”.

A pesar del éxito que les ha supuesto la página web, el restaurante California no tiene presencia en otras redes sociales ya que “sólo con el trabajo que nos da Tripadvisor trabajamos al 110 por ciento sin poder ofrecer el 90 por ciento del servicio”, por eso, piden paciencia a los clientes que han plasmado sus críticas en la web, sólo tres, ya que hacen referencia a no poder conseguir reservar una mesa. “Las normas de una empresa están para respetarlas, no para comprenderlas” afirma Emiliano, aunque lamenta que se puedan dar esas situaciones.

Sin duda, una apuesta más en la oferta gastronómica segoviana que asegura una comida tradicional enfocada al disfrute culinario y no al meramente turístico y que, haciendo caso a las críticas, ‘no defraudará’.

DEJA UNA RESPUESTA