¿Estás pensando en sacarte el carnét de conducir? Pues a partir del próximo 21 de enero cambia la parte práctica. Así, el nuevo examen práctico incluirá una parte en la que el examinador no dará ningùn tipo de indicaciones al alumno para ver cómo se maneja. Además, se medirá la conducción eficiente del conductor, una novedad que ya se venía realizando como experiencia piloto en algunas jefaturas de Tráfico pero que será obligatorio a partir de dicha fecha en todos los centros de examen del país.

Según ha informado la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) y recogen diferentes medios, otra de las novedades será que durante los diez primeros minutos del examen se realizará un test de “conducción autónoma” en el que las indicaciones del examinador se limitarán a pedir al alumno que inicie la marcha y se dirija a un lugar determinado (si conoce la localidad) o a que inicie la marcha y circule libremente.

La CNAE ha puesto algunos ejemplos de las indicaciones con las que un alumno puede encontrarse en el nuevo examen: “Diríjase usted al ayuntamiento pasando por la plaza de toros” o “tome la dirección centro ciudad atendiendo a la señalización de dirección que exista” o “inicie la marcha y, siguiendo la señalización existente, vaya a …”. Además, con carácter opcional, para alcanzar un punto de destino o un itinerario, podrán seguirse las indicaciones de cualquier sistema de
navegación por satélite.

El resto de la prueba seguirá siendo de conducción guiada como hasta ahora, con el examinador indicando qué dirección tomar. Igualmente, se seguirán aplicando los actuales criterios de calificación, aunque, como novedad durante el tiempo de la prueba, se evaluará de manera global la realización de una “conducción eficiente”. Conducir de forma ineficiente supondrá una falta leve.

DEJA UNA RESPUESTA