El Instituto de Cultura Tradicional “Manuel González Herrero”, La Diputación de Segovia y la Fundación Caja Segovia en colaboración con la Fundación Joaquín Díaz, Museo del Paloteo y Ayuntamiento de Valleruela de Pedraza presentan el próximo 13 de febrero y hasta el 5 de abril en el Torreón de Lozoya la exposición “El mundo por montera. Indumentaria tradicional segoviana”

Desde la Edad Media Segovia fue referencia en todo el país gracias a la calidad de la lana de sus ovejas merinas y la  pujante industria textil que se desarrolló tanto en la capital como en la provincia hasta el siglo XIX. La Guerra de la Independencia, la importación de lana alemana y, especialmente, la Revolución Industrial arruinaron por completo la fabricación segoviana, muy asentada en pequeños trabajos artesanales de telares manuales, algunos de los cuales resistieron organizados en fábricas un siglo más, como fue el caso de Bernardos o Fuentepelayo. Aún así, la tradición continuó y en la década de los años setenta y ochenta aún tejían mantas de tiras o alfombras los medievales telares de Sepúlveda, Lastras de Cuéllar, Adrados, Valle de Tabladillo, Ayllón, Cuéllar y Olombrada.

Con el comisariado de Carlos Porro Fernández, la muestra descubre numerosos aspectos, hoy prácticamente olvidados, de la indumentaria tradicional segoviana en once apartados, entre los que se distribuyen las más de ciento cincuenta piezas que integran la exposición: paños, camisas, muestras de bordados, joyas, sombreros, pañuelos, ruecas, un antiguo telar, mantillas, monteras, trajes de danzantes… acompañadas de una nutrida aportación documental, en muchos casos inédita, a través de fotografías antiguas.

Cáñamo, lino y posteriormente, a partir del XIX, el algodón, sirvieron a la confección básica para la compostura de la casa y el indumento segoviano junto a la lana. Sábanas, costales, paños, colchas, tocas, gorros, sayas y la fundamental camisa fueron confeccionadas durante siglos por las labranderas locales, siendo una producción frecuente en Segovia, habiéndose cultivado en las zonas cuellarana-cantalejana y en la comarca de El Carracillo.

El cuero y el estezado, las sedas y algodones, el bordado segoviano, la camisa de corchado, la montera, los manteos, los tocados, las joyas o los vestidos de danzar quedan reflejados en la exposición que podrá visitarse los días laborables, de martes a viernes, de 18:00 a 21:00 h. Sábados y festivos: de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 h. Lunes cerrado. Las visitas guiadas se establecen los días  21, 22 y 28 de febrero, así como el 1 de marzo, a las 11:00 horas con aforo limitado.