El Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente alberga una exposición dedicada a repasar la escultura española del siglo XXI en la que se muestran las creaciones de los artistas más actuales.

Bajo el título ‘El reino del Silencio. Escultura española actual entre el objeto y su ausencia 2000-2010’, se recogen 37 obras realizadas por 14 artistas procedentes de diferentes generaciones y con distintos planteamientos. Todos ellos han acreditado su valía desde una perspectiva internacional.

En la exposición pueden encontrarse obras de Antonio López García, Juan Navarro Baldeweg, Susana Solano, Eva Lootz, Cristina Iglesias, Miquel Barceló, Elena del Rivero, Francisco Leiro, Pello Irazu, Blanca Muñoz, Jaume Plensa, Sergio Prego, Javier Pérez y Naia del Castillo. La muestra, que podrá verse hasta el próximo 21 de febrero de 2010, está comisariada por el académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Francisco Calvo Serraller, y patrocinada por la Diputación Provincial de Segovia y por Caja Madrid.

Francisco Calvo Serraller explicó en su presentación que la muestra es un “balance de la escultura española de la primera década del siglo XXI” ya que recoge las creaciones más representativas desde una amplia perspectiva, pero no debe ser confundida con un mero inventario, ya que esta exposición aspira a “centrar un debate crítico sobre la situación general de la escultura actual y sobre la situación del arte”. Además señaló que se trata de “un termómetro de la calidad de la escultura actual, a través de los artistas representados, sometidos a una influencia común, que procesan según su experiencia personal”.

Muestra polifacética

En este nuevo lugar de la escultura confluyen lenguajes de diversas áreas artísticas, de la fotografía, el vídeo, el arte efímero, las instalaciones o las performances, y se integran elementos de las nuevas tecnologías, de la arquitectura e, incluso, cercanos a la ingeniería, manifestándose como el espacio creativo más revelador de la transversalidad que caracteriza hoy a las artes visuales. “Por esta senda, la escultura ha venido protagonizando uno de los episodios más fructíferos del arte contemporáneo internacional”, añade el comisario.

DEJA UNA RESPUESTA