El consumo de cordero en España está en 65 kilos por habitante al año, una cifra alejada del consumo de otras carnes ganaderas como porcino y pollo, lo que ha propiciado una caída del censo ovino nacional de un 32% en la última década.

Datos que se pusieron de manifiesto en la presentación de las Lonjas Nacionales de ovino y vacuno que tendrá lugar en el 4 de mayo, en el teatro Juan Bravo de Segovia, con la asistencia de más de 300 operadores.

El director territorial de Piensos Nanta, Pedro Sanz Vicente, aseguró que en España se ha reducido de 15,5 millones a 10,5 millones el número de cabezas de ovino, entre los años 2016 y 2017. Un descenso del 32 por ciento, que en el caso de Castilla y León, fue menor, “de un 10 por ciento”. En su opinión, el descenso del consumo de carne de cordero está motivo por el cierre de muchas carnicerías locales y la preferencia de “los más jóvenes” por las carnes del cerdo y el pollo, mientras que las personas mayores hay más hábito de comer cordero.

La situación del mercado ovino en España será analizada en las jornadas técnicas previas a la celebración de las Lonjas Nacionales de Vacuno y Ovino. El objetivo será “poner en valor la carne del cordero”, expuso Pedro Sanz Vicente, con una primera conferencia a cargo del catedrático de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Zaragoza José Antonio Beltrán, con el título ‘La calidad de la carne de ovino. Importancia del color’.

Una jornada en la que también se hablará de la durabilidad de la carne, con los representantes del Departamento de Ovino de Nanta, Carlos Pérez y J.M. Bello; del presente y futuro del consumo de la carne de cordero con la secretaria general de Cedecarne, María Sánchez, que agrupa al sector detallistas de los carniceros y charcuteros, y cerrará las ponencias, el economista jefe para España y Portugal de BBVA Research, Miguel Cardoso.

A partir de las 13.00 horas, se celebrarán las Mesas Nacionales de precios de Ovino y Vacuno y después está prevista la clausura con la asistencia de la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. Este evento nacional, al que asistirán más de 300 operadores, se enmarca dentro de los actos de celebración del 40 aniversario de la Lonja Agropecuaria de Segovia.

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, remarcó la relevancia de este evento para la provincia de Segovia en el que se fijarán las cotizaciones de “las dos lonjas sectoriales nacionales de vacuno y ovino” El presidente de la Lonja de Segovia, Carlos González, recordó que en este encuentro se “marcará la tendencia” y el resto de los mercado de España “tomarán como referencia lo acordado en Segovia”.

Francisco Vázquez recordó la exitosa trayectoria de la Lonja Agropecuaria de Segovia que se reunió por primera vez el 28 de septiembre de 1978, bajo la presidencia de Nicéforo González, “con las mesas de porcino y vacuno”, a las que se sumaron las de ovino, cereales y hortalizas. Para el presidente de la Diputación de Segovia, la Lonja viene realizando una “labor imprescindible en todas las transacciones comerciales” propiciando la seguridad que buscan compradores y vendedores y “eliminando las posibles incertidumbres”.

Referente para el lechazo

Carlos González avanzó que la Lonja Agropecuaria de Segovia se va convertir en el foro de referencia, donde se marque el precio del lechazo “para toda Castilla y León”, tras la petición que han recibido directamente del Consejo Regulador de la IGP del Lechazo de Castilla y León, al considerar que Segovia es la mejor lonja para el ovino. González explicó que cada semana se fijarán los precios para toda la comunidad con la presencia “de un operador de venta y otro de compra”.

La Lonja Agropecuaria de Segovia es una referencia de precios a “escala nacional y europea”, recordó Francisco Vázquez, para la elaboración de sus estadísticas. Su página web recibe semanalmente más de 20.000 visitas para consultas las tablas de precios de las diferentes mesas de cotización.