La hora del recreo, los primeros rasgos del que se convierte en amigo inseparable y para toda la vida, el olor a libros y material escolar nuevo, la rapidez con el que te bebías la leche y te comías el pan con chocolate para poder jugar más tiempo en el patio, el silencio de las aulas…son muchos los recuerdos que se almacenan en nuestra memoria cuando se trata de recordar el colegio en el que comienza la etapa más importante de la vida. Aquella en la que niños y jóvenes comienzan a dibujar su vida y paso a paso, aunque inconsciéntemente, empiezan a dirigir lo que serán en el futuro.

Este es el mensaje que la directora actúal del CEIP El Peñascal, Chany Pulido Fernández, ha querido irradiar a los asistentes allí congregados con motivo del 50 aniversario de este centro, que desde que abrió sus puertas en 1961, ha trabajado por la formación de miles de niños segovianos, desde el equipo docente, hasta el resto de trabajadores que velan por el bienestar de los pequeños.

La inauguración de los actos de este aniversario, han pasado por un 31 de enero de 2011 que ha estado repleto de actividades y que ha vestido el centro con un sinfín de recuerdos. Una memoria histórica que se ha plasmado por las paredes de El Peñascal en forma de fotos, material escolar, y objetos, que los antiguos alumnos de uno de los colegios con más solera de Segovia, no han dejado de observar con ternura.

Al acto inaugural de la celebración del 50 aniversario, han acudido el Alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes junto a gran parte de la corporación municipal; el delegado territorial de la Junta, Luciano Municio y Jesús Nieto Díez, antiguo alumno y antiguo profesor del colegio y catedrático y profesor de la Escuela de Magisterio; entre otros. Además no han querido faltar a la cita, el director de la Obra Social de Caja Segovia, Malaquías del Pozo, antiguo alumno del CEIP El Peñascal.

Bajo el título “La escuela de 1961” Nieto Díez ha querido mostrar a todos los asistentes allí congregados una conferencia para dar a entender el importante cambio que el centro ha dado, desde que se llamara Calvo Sotelo, hasta convertirse en palabras del delegado territorial de la Junta, “en un centro pionero, tecnológico y de referencia en Segovia”.

Un colegio en Segovia que sigue trabajando con la ilusión del primer día de apertura de sus puertas y con el orgullo de llevar por bandera un proyecto bilingüe pionero en Segovia, la ampliación de sus instalaciones hasta convertirse en un centro adaptado a los cambios de los nuevos tiempos y que espera con mayor anhelo la realización de un polideportivo que aumentará las capacidades del propio centro, así como de La Albuera.

Tras la conferencia, los asistentes han podido visitar en el aula museo, la exposición de fotografías y documentos históricos del colegio, así como en el vestíbulo y el resto de las instalaciones, que podrán visitarse el resto de la semana en horario de 17 a 18 horas. El aula museo estará abierta todos los martes lectivos hasta finales de mayo de 17 a 18 horas.

Para el resto del curso, el colegio ha preparado diversas actividades que pasan por una velada musical protagonizada por la rondalla del Calvo Sotelo y exalumnos de El Peñascal; la visita de Pedro Delgado, uno de los más célebres ex alumnos del centro; una cita con el teatro a cargo del grupo “La Vega” de Valseca; actividades de narración oral con Claudia de Santos y Pilar Bayón; un taller de encuadernación con “Las artes del libro”; una charla sobre las abejas por D. Rufino Martín; o la presentación de la moneda conmemorativa y la revista del 50 aniversario en el Torreón de Lozoya, en junio; y una conferencia de clausura sobre la escuela actual, que será la antesala del encuentro de exalumnos y profesores como colofón a la celebración.

DEJA UNA RESPUESTA