La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para aclarar las causas del incendio que se produjo a la 1:30 horas de la madrugada en un vehículo aparcado y que sin quererlo, se extendió a otros tres que se ubicaban al lado. No causaron daños personales pero sí materiales.

La carretera N-110 estuvo cortada durante una hora y los vecinos de las viviendas colindantes fueron desalojados por precaución pudiendo regresar a sus casas una vez sofocado el fuego.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Segovia confirmaron recibieron un aviso por parte de la Guardia Civil por un corte de tráfico en la N-110 a su paso por Torrecaballeros para facilitar las labores de extinción del incendio en tres vehículos aparcados. Hasta la localidad, situada a 11 kilómetros de la capital, se trasladaron dos dotaciones del parque de Bomberos de Segovia que lograron sofocar el fuego.

El alcalde de Torrecaballeros, Rubén García de Andrés, explicó que el fuego calcinó por completo dos coches, dañando gravemente a un tercero y de forma más leve a un cuarto vehículo que “afortunadamente pudo ser retirado por su propietario”.

Los vecinos de las casas colindantes con el aparcamiento fueron desalojados pudiendo regresar a sus hogares tras las comprobaciones pertinentes por parte de la Guardia Civil. Los efectivos de la Benemérita continuaron durante toda la mañana de hoy en la zona de suceso buscando pistas que les ayuden a esclarecer lo sucedido.