La Denominación de Origen Protegida Valtiendas calificó hoy como muy buena la añada de 2014. Tras catar seis vinos jóvenes de sus principales bodegas, el comité destacó la “marcada personalidad” alcanzada por el fruto de la demarcación segoviana, ubicada a escasos once kilómetros de Ribera del Duero. El éxito viene derivado, según los expertos, principalmente por la altitud de sus viñedos, por encima de los 900 metros, y su notable mineralidad.

El presidente de la DOP, Venancio de Andrés, celebró la calificación obtenida como resultado de la cata de dos rosados y cuatro tintos de sus seis bodegas de referencia por parte del comité, integrado por tres sumilleres (Paco Monedero, Ignacio Marqués y David Herrero), la enóloga Lorena Fernández y él. En total se tomaron 30 muestras con un resultado de once excelentes, 13 muy buenas y seis buenas.

Asimismo, De Andrés apuntó que la próxima cosecha se presenta “fantástica”, con la uva “un poco alta de azúcar”, y arrancará en torno al 21 de septiembre, antes de lo habitual, con previsión de más producción que en la campaña de 2014, cuando se situó en torno a los 400.000 kilos. Dos días antes, el sábado 19, tendrá lugar la tradicional Fiesta de la Vendimia, para la que aún no se ha decidido el pregonero, pero sí es seguro que en esta edición las copas de cristal sustituirán a las de plástico “con la ayuda de la Diputación”, que estuvo representada en el acto por el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez.

Respecto a la añada de 2014, sus vinos han resultado “casi excelentes” después de que se quedaran “a sólo unas décimas” de la máxima calificación, según valoró el presidente de la Asociación de Sumilleres de Segovia, José Luis Aragüe ‘Mazaca’, en declaraciones a la prensa recogidas por Ical tras reunirse el Consejo Regulador en el edificio del Vicam, de la Diputación. “Lo más fácil habría sido calificarla como excelente, pero por consenso se ha preferido poner muy buena, hay que tener credibilidad y cada vez somos más exigentes para que los vinos de nuestra tierra sean también mejores”, argumentó.

Un rosado fue calificado como muy bueno y el otro, excelente, mientras que Aragüe valoró por encima del resto uno de los cuatro tintos, que “apuntaba unas maneras excepcionales para ser un buen crianza”. “Mucha potencia en nariz” y sobre todo “una peculiaridad, mucha mineralidad, un componente que le distingue de los vecinos”, añadió en referencia a la Ribera del Duero.

El presidente de los sumilleres segovianos abogó así por incidir en la defensa de la “exclusividad” de los caldos de la joven DOP del norte de la provincia, repartidos por la ribera del Duratón a lo largo de 16 municipios. “Después te gustarán más o menos, pero no hay que copiar al vecino, sino hacer el vino de acuerdo con la peculiaridad de la tierra”.

En la misma línea se expresó la bodeguera y enóloga Lorena Fernández, para quien también “el denominador común” de los vinos catados se centró en “esos sabores a mineral acompañados por las frutas”. “El suelo de Valtiendas resulta fantástico por su altitud, es una zona de libro para la viticultura y sus cantos rodados ya te dicen enseguida que esa uva no puede fallar”, resaltó.

 

Foto: El presidente de la DO Vinos de Valtiendas, Venancio de Andrés, acompañado por los directores técnicos de las denominaciones de origen de vinos de Castilla y León y sumilleres de esta Comunidad, realizan la calificación de la añada 2014 de Vinos de Valtiendas en Segovia/Ical