En el año 2008 el Ayuntamiento de San Ildefonso, gobernado por el Partido Socialista, privatizó el servicio de abastecimiento de agua. La empresa sobre la que recayó la adjudicación fue Aquagest, filial de la multinacional Aguas de Barcelona (AGBAR). El contrato, firmado en noviembre de ese año, por el alcalde del municipio, José Luis Vázquez y el director territorial de Aquagest, Jesús María García establecía una duración de 20 años, prorrogables a otros cinco.

Ahora en 2015, Ecologistas en acción ha exigido públicamente una “investigación sobre la privatización del agua en La Granja” con motivo de las indagaciones que Aduanas estaría haciendo a José Luis Vázquez y miembros de su equipo de Gobierno por supuestos favores recibidos por Aquagest (en la actualidad ‘Aquona’) y que formarían parte de la investigación del conocido como ‘Caso Pokemon’

Según refleja El Diario EL PAIS y recoge la formación ecologista: ” como parte de las indagaciones tendentes a aclarar la trama de corrupción conocida como Pokemon, la juez Pilar de Lara está investigando si la empresa AGBAR hizo regalos a políticos de varios municipios españoles  a cambio de que éstos favorecieran sus intereses”

Entre las pruebas que habrían sido obtenidas en la investigación, apuntan los ecologistas  “figura una relación de ocupantes de un palco en el partido de la Champions entre el Madrid y el Zúrich celebrado el 25 de noviembre de 2009, transcurrido menos de un año de la adjudicación a Aquagest del servicio de agua en La Granja, en la que aparecen José Luis Vázquez, alcalde socialista de La Granja, y dos de sus concejales: Samuel Alonso Llorente, concejal de vivienda y María del Carmen Melero, edil de Hacienda del mismo ayuntamiento”

Además, continúan los ecologistas en su comunicado “La concejala María del Carmen Melero abandonó sus responsabilidades en el Ayuntamiento de La Granja en 2011 para incorporarse a la plantilla de Aquagest. Ignoramos si la incorporación de la exconcejala a la empresa que gestiona el agua en el municipio forma parte de una cadena de favores mutuos entre políticos y empresa, pero, en todo caso, consideramos que se trata de un comportamiento políticamente inmoral”

En el mismo 2011, la oposición municipal denunció gastos de difícil justificación en el Ayuntamiento de La Granja, entre ellos una factura de más de 1.200 € correspondiente al alojamiento durante las fiestas de San Luis del presidente de Aquagest

El cúmulo de circunstancias “sospechosas” ,apunta Ecologistas en Acción,  “que se dan en las relaciones entre políticos del equipo de gobierno de La Granja y la empresa adjudicataria de la gestión del agua en el municipio ha llevado a Ecologistas en Acción de Segovia a pedir una investigación en profundidad, con una detallada auditoría, tanto de la privatización del servicio como de los resultados económicos de la gestión del agua en La Granja desde que Aquagest tomó el control de su gestión”

Ecologistas en Acción de Segovia afirma, finalmente que se dirigirá con este fin al Tribunal de Cuentas y al propio ayuntamiento para solicitar que se realice, “de forma urgente”, una detallada investigación.

Foto: imagen de los juegos del agua en el Palacio de La Granja