Ecologistas en acción de Segovia ha decidido hacer pública una relación de 22 medidas en materia de medio ambiente, urbanismo y sostenibilidad que se basan en la experiencia acumulada en los últimos años en el análisis y búsqueda de soluciones a los, según los ecologistas,  problemas de insostenibilidad planteados en la provincia de Segovia. Se trata, aseguran, de medias concretas y realistas, útiles para mejorar la calidad de vida y creadoras de empleo, que no requieren elevados presupuestos, por lo que pueden ser aplicadas de forma inmediata.

El documento conteniendo las 22 medidas ha sido remitido a los principales partidos y agrupaciones electorales de la provincia, “con el objeto de que se incorporen tantas como sea posible a los programas electorales que se preparan para las próximas elecciones municipales”, apuntan los ecologistas. En los últimos días, varios partidos han anunciado su interés de recoger propuestas ciudadanas para las próximas elecciones. Estamos convencidos, afirma ecologistas en acción “Que la protección del paisaje y los recursos naturales y el avance hacia la sostenibilidad constituyen deseos compartidos por la inmensa mayoría de los segovianos y segovianas, por lo que la incorporación de un paquete solvente de medidas en ese sentido constituye una necesidad ineludible para todos los partidos y agrupaciones electorales”

En el documento elaborado se incluyen medidas para promover un urbanismo sostenible como prevenir el urbanismo disperso localizando los nuevos desarrollos urbanísticos en zonas colindantes con los actuales cascos urbanos, ubicar los nuevos usos industriales en los polígonos existentes e impulsar las políticas de regeneración urbana. Otra de las recomendaciones es la de fomentar la agricultura local y ecológica  e incentivar la recuperación del uso agrícola local, crear un programa de comedores escolares ecológicos y apoyar la creación de mercadillos de productos agroecológicos y los grupos de eco-consumo. Apuntan los ecologistas como necesarias las medidas para promover el uso racional del agua  como proteger los acuíferos de Segovia afectados por la sobreexplotación y la contaminación, poner en marcha planes de ahorro y eficiencia en el uso del agua urbano y descartar los proyectos de grandes embalses y medidas para promover el uso racional de la energía.

También se proponen medidas en el campo de la gestión de los residuos  como crear programas de apoyo al compostaje doméstico y de minimización de residuos y devolver a la gestión pública la recogida y tratamiento de los residuos en Segovia. En materia de transporte  pretenden evitar nuevas inversiones en grandes infraestructuras de transporte, que Segovia ya no necesita, y dedicar recursos a la mejora del transporte público, apoyando el transporte Metropolitano de Segovia y asegurando la calidad del transporte a Madrid. Además, proponen medidas en el campo de la educación y la participación pública como mejorar la transparencia de las entidades locales, crear un fondo para el desarrollo de programas locales de educación ambiental y mejorar los mecanismos de participación pública.

Foto: Embalse del Pontón Alto/Ical