El prejurado del Premio de Poesía “Jaime Gil de Biedma”, que convoca la Diputación de Segovia, ha seleccionado las 12 obras finalistas de un total de 800 poemarios procedentes de “todos los rincones”.

Las obras abarcan desde los estilos más clásicos y barrocos hasta las nuevas tendencias de la poesía contemporánea. El poemario ganador se conocerá antes del verano y el premio se entregará a finales de octubre o principios de noviembre.

Las obras finalistas son “Pozo de Silencio”, “El caleidoscopio del sufriente”, “Ciclos”, “El eje de la luz”, “Mientras tanto”, “Historias de un alma”, “Fe de vida”, “Versos Prohibidos”, “El parque y la nostalgia”, “Asuntos propios”, “En el hueco del lienzo” y “La Soledad del Duero”. Se trata de poemarios de una gran calidad y “muy bien escritos”, resumió Santonja. En los títulos y trabajos se ve la huella de autores americanos y otros muy castellanos.

La Diputación de Segovia, en colaboración con el Ayuntamiento de Segovia y la Editorial Visor, organiza anualmente este premio dotado con 10.000 euros para el ganador y un accésit de 3.000 euros, y la publicación de estas dos obras por la Editorial Visor. El premio rinde tributo a la obra del poeta Jaime Gil de Biedma, cuyos orígenes y biografía están estrechamente vinculados con la la localidad segoviana de Nava de la Asunción.