Cáritas Segovia ha atendido a lo largo del año 2015  a un total de 169 personas que viven en la situación de desprotección social que supone no tener una vivienda.  De los atendidos, 154 son hombres y 15 mujeres a los que se les ofrece alojamiento, alimentación en coordinación con el Comedor social y otras ayudas (salud, documentación, etc). Cabe destacar que el número de personas atendidas en este programa han disminuido en relación con las del año anterior que fueron  213 personas.

Para Cáritas Segovia y según recoge el último informe, “estar en la calle es algo más, mucho más que no tener vivienda. Supone desprotección, violencia, inseguridad. No es simplemente vivir en la indigencia, sino carecer de aquella protección que teóricamente garantiza los más elementales derechos humanos”

Aseguran desde Cáritas que “no suele ser infrecuente que se considere a los ‘sin techo’ como individuos extraños, enfermos mentales, vagabundos, que hacen su vida. Pensamos que están a la intemperie porque quieren, porque no desean someterse a disciplina alguna de albergues y centros de acogida. Algunos tienen estudios superiores y otros son trabajadores sin trabajo, ni casa”

Cáritas, asegura, denuncia asegurar año tras año “la situación ante las distintas Administraciones públicas aportando soluciones y recursos dentro de sus limitadas posibilidades y competencias”

Los derechos humanos no son un límite, afirman desde Cáritas “sino una ayuda indispensable para seguir adelante y que se reconozcan los derechos evangélicos:· ‘no tenía donde vivir y me acogiste’.