Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia, reclamó la realización de estudios de riesgos geológicos tras los desprendimientos de roca que se produjeron a finales de marzo en la ladera cercana al CEIP ‘Carlos de Lecea’ de la capital, con algunos bloques de considerable tamaño, con más de un metro de diámetro que alcanzaron el borde de la valla del colegio.

Para Ángel Galindo, aunque estos movimientos tienen una extensión limitada, “el riesgo” en la zona es alto porque afecta a un centro de enseñanza y al pabellón polideportivo ‘María Martín’. El portavoz de IU recordó que la zona, tanto en la base como en la parte   superior, fue acordonada por precaución ante posibles nuevos desprendimientos pero es necesario hacer más en un lugar que está declarado de interés geológico.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida trasladó al equipo de Gobierno de Clara Luquero una serie de preguntas para conocer qué medidas se van a tomar porque las conclusiones de un estudio en riesgos geológicos ayudaría a tomar “las medidas oportunas para minimizar los posibles riesgos”.

El concejal de IU argumentó que las nevadas, bajas temperaturas y abundantes lluvias de este invierno provocaron fracturas en afloramientos rocosos que llevaban meses en condiciones baja humedad. “Al congelarse y descongelarse el agua acumulada en las grietas y poros”, resumió Galindo, provocó “un efecto de cuña que ha fracturado el terreno”, produciendo caídas de roca cerca del colegio, algunas de tamaño considerable.