Eroski ha donado más de 2.105 toneladas de alimentos destinados a los colectivos más desfavorecidos en 2014 a través del programa “Desperdicio Cero”. Este programa garantiza que ningún alimento apto para el consumo es desechado en las tiendas Eroski, sino donado a organizaciones sociales del entorno cercano de cada tienda.

Para desarrollar esta iniciativa, Eroski ha colaborado en 2014 con 48 organizaciones socialmente responsables de las 17 Comunidades Autónomas y Ceuta. La cooperativa ha desarrollado un protocolo de actuación que vela escrupulosamente por la seguridad alimentaria de los productos donados. En el caso de los alimentos frescos garantiza el mantenimiento adecuado de la cadena de frío también en la entidad receptora de la donación que debe asegurar que cumple con las mismas garantías en su transporte e instalaciones.

Los alimentos donados son productos frescos y de alimentación que Eroski retira de sus lineales  para cumplir con su compromiso de frescura máxima con sus clientes, o simplemente porque su envase presenta una pequeña deficiencia como puede ser una simple abolladura o rotura de embalaje que impide su venta. Todos los alimentos donados por Eroski están siempre dentro de la fecha de caducidad o de consumo preferente y en perfecto estado para su consumo.

Eroski desarrolla desde hace 18 años políticas para gestionar los alimentos de forma responsable en colaboración con organizaciones sociales como la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Cáritas, Remar o Reto. Asimismo, la cooperativa ha sido pionera en las donaciones regulares de frescos.

En 2014 Eroski ha sido distinguida con la “Espiga de Oro”, el máximo galardón que FESBAL otorga a aquellas organizaciones que colaboran de forma destacada en la redistribución solidaria de los excedentes alimentarios.

Foto: Alimentos apilados en un almacén dispuestos para ser distribuidos entre los más necesitados/Ical