Amnistía Internacional Segovia ha convocado a la ciudadanía segoviana a participar en un acto este sábado 10 de junio, a las 12:30 horas en la plaza del Azoguejo, para mostrar su apoyo a las personas migrantes y refugiadas “y mostrar la repulsa a las políticas que el presidente Donald Trump está intentando poner en marcha contra ellas”.

Será a través de una fotografía multitudinaria a los pies del Acueducto romano que se sumará a las convocadas en el resto de España bajo los lemas: No hate, no fear (no al odio, no al miedo) y #Refugeeswelcome “para recordar a los congresistas estadounidenses que las decisiones de su gobierno rompen familias y violan los derechos humanos de las personas más vulnerables del mundo”.

Por ello nos reuniremos a los pies del acueducto para hacernos una foto multitudinaria bajo los lemas: No hate, no fear (no al odio, no al miedo) y #Refugeeswelcome para recordar a los congresistas estadounidenses que las decisiones de su gobierno rompen familias y violan los derechos de las personas más vulnerables del mundo.

A través de un comunicado, Amnistía Internacional asegura que la administración Trump está intentando poner en práctica medidas que prohiban la entrada a Estados Unidos de numerosas personas, gran parte de ellas procedentes de países de mayoría musulmana, como Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia o Sudán. Además, añaden que el presidente de los EEUU se excusa en estar impidiendo la entrada de terroristas a su país. “Lo cierto es que no existen datos que respalden la idea de que haya más riesgo de que cometan actos de terrorismo las personas refugiadas —musulmanas o no— que el resto de la ciudadanía”, añaden desde la organización.

En este sentido, recuerdan en que desde el inicio de su campaña por la presidencia, Trump también ha calificado en reiteradas ocasiones a las personas migrantes y solicitantes de asilo, en especial a las procedentes de México y Centroamérica, de ‘delincuentes y violadores’. “Este tipo de declaraciones generan miedo y odio entre muchos sectores de la población estadounidense, y el mensaje, al que Amnistía Internacional se opone totalmente, cala poco a poco en la sociedad”, inciden.

Para finalizar, Amnistía Internacional subraya que “las personas que huyen de los  conflictos y de la violencia no son una amenaza, son personas necesitadas de protección”.

Imagen: Archivo ICAL