Un peligro pequeño de tamaño pero grande en cuanto a posibles repercusiones es la ‘Thaumetopoea pityocampa’ conocida comunmente como ‘procesionaria del pino’ y que encuentra ahora, en los primeros compases de la primavera, un período de máximo apogeo.

La peligrosidad de la ‘procesionaria’ estriba en los miles de pelos que rodean su cuerpo y que tienen una toxina y que provoca una fuerte urticaria tanto en los animales (perros preferentemente) como en los humanos. Aumenta su peligrosidad el hecho de que esos pelos pueden desprenderse del cuerpo de la procesionaria por contacto directo o simplemente por una racha de viento. 

Con el tiempo, la procesionaria a aumentado su radio de acción y ya es común verla en zonas ajardinadas de las ciudades como ocurre en el ‘pinarillo’ en Segovia, lugar de paseo de personas con sus animales y muy cerca del Colegio Maristas.

12063623_10208079541140506_7264990718390758760_n

Se le denomina ‘procesionaria’ porque tras su período de alimentación en el árbol, descienden de los nidos formando filas indias

Riesgo para las personas

El riesgo está al tocarlas o al acercarse mucho a ellas puesto que sus pelos también pueden desprenderse cuando se sienten amenazadas. Según madridsalud.es el contacto con los pelos “suele desencadenar reacciones cutáneas locales más o menos llamativas, aunque también pueden dar problemas oculares, bronquiales e –incluso, anafilaxia severa. Existen otros casos (más infrecuentes) relacionados con reacciones alérgicas propiamente dicha”.

Cómo actuar con animales

En el caso de los animales de compañía, el portal especializado en canes srperro.com advierte de la peligrosidad del contacto de los animales con la procesionaria. “Si tu perro olisquea o, peor, lame a una de estas orugas debes llevarle inmediatamente al veterinario”, afirman. Entre los síntomas más destacados en el animal, destacan en el portal, “estará tratando de rascarse la boca porque le dolerá. Se mostrará nervioso, inquieto” y se le inflamará la lengua. Si no media una pronta atención al animal, éste puede ver necrosada parte de la lengua e incluso fallecer.

Fotos: Imagen de procesionarias en el pinarillo tomadas esta misma semana