Publicidad

‘Cruza el Estrecho’: el reto PROCLADE que unirá dos continentes por la solidaridad

Publicidad

La Fundación PROCLADE ha presentado en el Colegio Claret de Segovia la última de las iniciativas que apoyan el proyecto de este curso, ‘Escuela Bahkita’, en Musoma, Tanzania. Y no es una iniciativa cualquiera, se trata de ‘Cruza el Estrecho’: un reto que van a protagonizar dos padres de alumnos del centro claretiano, Rafa Huertas y Fernando Llorente, a los que acompañará un tercer integrante, Alfonso Herrero, y que tiene como objetivo conseguir cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar -si la meteorología no lo impide y la organización lo permite- este viernes 25 de mayo.

Está previsto que la travesía se prolongue durante cuatro o cinco horas y se avituallen cada hora, en función de las mareas y corrientes que les pueden hacer variar su punto de destino final. Como explicaba Juanjo Glez. Espada, delegado de PROCLADE en Segovia, la travesía entre Tarifa y Punta Cires, debe significar la unión entre el continente europeo y el africano, tan lejos y tan cerca, a la vez y sobre la que desde esta ONG, se está trabajando de forma destacada.

Publicidad

La colaboración de todos aquellos que quieran contribuir a la recaudación de fondos mediante el apoyo a este reto consiste en la aportación de una cantidad de dinero, elegida libremente, por cada kilómetro que consigan superar, estos tres deportistas amateurs, en su afán por ayudar a la mejora de la las instalaciones y condiciones de los servicios del Centro Familiar de Makoto, en el país tanzano.

La idea, que surgió hace más de 1 año, ha ido tomando forma y durante estos meses el grupo ha venido preparándose, tanto en las sesiones en las piscinas de nuestra capital como en las que han podido desarrollar en la costa levantina, siempre que sus trabajos y las condiciones del mar, se lo han permitido.

El responsable del voluntariado de PROCLADE, Pablo García, ha recordado que todos aquellos que deseen colaborar en el proyecto ‘Cruza el Estrecho”’ pueden descargarse, de la web del colegio (www.claretsegovia.es) la ficha correspondiente y que recibirán como recuerdo de este reto deportivo y solidario una botellita con agua y arena del mediterráneo como símbolo de unión entre culturas, destacando el hecho de que la actividad ha permitido a los alumnos del Claret acercarse al conocimiento de la realidad africana. Una realidad que también se puede apreciar en los trabajos fotográficos que dos profesores del colegio, Roberto Górriz y Ludi Montero, tienen expuestos con el mismo fin solidario que la iniciativa anterior, y que es una muestra de la belleza que encierra África y sus gentes.

Publicidad