El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se crea la Mesa Regional de la Patata. Se trata de un órgano colegiado cuya creación está contemplada dentro del Plan Estratégico para la mejora de la competitividad del sector de la patata que se está elaborando desde la consejería de Agricultura y Ganadería, con la colaboración e información de todos los agentes implicados en la formación de la cadena de valor.

Con su puesta en marcha -la primera reunión está prevista para dentro de quince días- el ejecutivo autonómico reconoce el destacado papel que la producción, comercialización y transformación de este tubérculo tiene en la economía agraria regional.

La Mesa Regional de la Patata permitirá a la consejería de Agricultura y Ganadería conocer de primera mano los problemas que pueden acuciar al sector y las posibles soluciones que ofrecen los mismos agentes implicados, pues sus funciones van desde el análisis y asesoramiento a la Consejería en la materia, hasta el impulso de las relaciones interprofesionales entre productores, industriales y comercializadores o la promoción de “contratos-tipo” homologados. Todo ello, en aras de conseguir una mayor competitividad del sector.

 

Funciones

Entre sus funciones figuran las de promover el establecimiento de “contratos-tipo” homologados para la patata en fresco y para la patata de industria, fomentar acuerdos entre los diferentes sectores que intervienen en la cadena de valor: productores, manipuladores, y almacenistas, industrias y distribución; proponer medidas para mejorar la competitividad del sector productor adecuando las siembras a la demanda del mercado, y elevar propuestas de actuación relacionadas con la materia antelas diferentes administraciones públicas.

Los titulares de los centros directivos de la Consejería y el director del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León trabajarán mano a mano en la Mesa Regional de la Patata, tanto con las organizaciones profesionales agrarias y las cooperativas, como con representantes de los manipuladores, almacenistas, industriales de la patata y asociaciones de profesionales relacionados con el sector. Por primera vez en un órgano de estas características está representada la distribución.

El liderazgo en la producción de patata a nivel nacional que desempeña la Comunidad con un tercio del total nacional, hace necesario establecer e impulsar reglamentariamente estas relaciones entre todos los agentes implicados en la formación de la cadena de valor con el fin de dar estabilidad al sector ante situaciones coyunturales adversas como las de la pasada campaña.

DEJA UNA RESPUESTA