El equipo de Gobierno ya ha planteado el presupuesto de 2017 para el Ayuntamiento. Este asciende a 69,3 millones de euros, un 3,61% más que el de 2016. La alcaldesa consideró la propuesta como “el mejor presupuesto posible” y aseguró que se trata de una previsión “que permite mantener el respaldo económico a todo el tejido social de la ciudad”.

El presupuesto contempla un incremento en los ingresos corrientes de 59,2 millones de euros, lo que supone un 2,9% más que el ejercicio anterior, fundamentalmente por el crecimiento de las transferencias corrientes. Para completar los ingresos, el Ayuntamiento solicitará un préstamo de 4,6 millones de euros aunque, según Luquero, “se sigue en la senda de reducir el endeudamiento municipal”.

El endeudamiento municipal a 31 de diciembre de 2016 se situó en 27,4 millones de euros y la previsión al cierre del ejercicio lo sitúa en 26,1 millones de euros. “En porcentaje esto supone una reducción del índice de financiación sobre recursos propios del 45,16%, casi 30 puntos por debajo del límite de endeudamiento del 75%”.

En cuanto al capítulo de gastos, se incrementa el de personal en un 3,88% pasando de los 20,5 millones de euros a los 21,3 millones de euros con la previsión de un incremento salarial de un 1%, el incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social y el de puestos en plantilla. La previsión en relación a los gastos corrientes prevé un crecimiento del 2,3% hasta alcanzar los 21,1 millones de euros.

Los presupuestos también incluyen una reducción de los gastos financieros de un 36,04%, pasando de 1,04 millones de euros a 662.000 euros. Además, está previsto el aumento de las transferencias corrientes en un 5,35% pasando de 8,1 a 8,5 millones de euros.

En el capítulo de inversiones, el equipo de gobierno prevé mantenerlo en un 16% del total del presupuesto hasta los 11 millones de euros, incluidos los gastos de la conclusión del ARU de San José por importe de 312.000 euros, y el acerado e iluminación de la avenida de la Constitución por valor de 350.000 euros.

Los patios de San José, la restauración de la Muralla en el Paseo del Salón, la recepción y el acondicionamiento de los viales del Polígono Acueducto, las obras en la Estación de autobuses y la adquisición del antiguo edificio del INSS que albergará diferentes servicios municipales están incluidos en la partida de inversiones.

Por último, están previstos en los presupuestos el crecimiento de la aportación económica destinada a las concejalías de Turismo, Cultura, Deportes, Servicios Sociales, Urbanismo y Transporte y se mantienen las aportaciones al tejido social así como a los proyectos sociales y culturales como Titirimundi o Hay Festival.