UPYD-Centrados en Segovia y Ciudadanos solicitarán el jueves en Pleno que la Diputación “racionalice su presupuesto” para poder acometer una ampliación de capital de 1,8 millones de euros en la sociedad Segovia 21, en concurso de acreedores desde el pasado 28 de enero. Ambas formaciones piden entre otras cuestiones que la institución provincial aplace la inversión prevista para la reforma del teatro Juan Bravo.

A través de un comunicado, instaron a la Diputación a que destine a una ampliación de capital de Segovia 21 los 440.000 euros reservados al Juan Bravo, los 600.000 de obras y equipamientos del Palacio de Congresos de La Faisanera, otros 600.000 de la compra del Palacio de La Floresta y 155.000 que se dedican a personal liberado y de confianza de la institución.

Para UPYD-Centrados en Segovia y Ciudadanos, la ampliación de capital es necesaria para “salvar” Segovia 21 y va acompañada de medidas “estabilizadoras” de la repercusión económica en el funcionamiento de la Diputación. “Evitamos el peligro que supone realizar un aval, dada la situación en la que se ha sumido Segovia 21. Contablemente no hay que dotarlo ni supone riesgo alguno para la institución y se puede llevar a cabo pese a estar en concurso de acreedores, mediante la presentación al administrador concursal de un plan de viabilidad serio y riguroso como el que exponemos”, argumentan.

La destitución del actual administrador único de Segovia 21, el despacho de abogados Verae, la asunción de la gestión de la sociedad por parte de los funcionarios de la Diputación, el nombramiento de un nuevo consejo de administración, la expulsión de la Cámara de Comercio de su accionariado y exigir responsabilidades a los antiguos administradores son las otras pretensiones de UPyD-Centrados en Segovia y Ciudadanos.