Los vecinos de Espirdo continúan con su firme intención de no permitir una antena de telefonía cerca de las viviendas de la localidad. Después de varias reuniones, el colectivo de habitantes del pueblo  tomaron la determinación de instar a la empresa de telefonía a que retire la antena. De no hacerlo, acordaron en la reunión que sería el consistorio el que procedería a retirarla imputando los gastos correspondientes a la empresa.

Para hoy miércoles está previsto se sucedan las reuniones de los vecinos con diferentes partidos políticos para solicitarles un posicionamiento sobre el tema y transmitirles la preocupación de los vecinos ante lo que entienden un peligro para su salud y la negativa de la empresa de telefonía de paralizar la obra.

Una posibilidad alternativa sería la ubicación de la torreta en una ubicación más alejada de las casas que podría estudiarse en el próximo Pleno extraordinario que se ha solicitado a la alcaldesa de la localidad. Mientras, los vecinos siguen con sus protestas con cartelería que reza: “Antena más lejos de mi casa” y “No quiero la antena tan cerca de mi casa”.

Diferentes asociaciones de la provincia como El Foro Social de Segovia se ha adherido a las protestas y ha pedido en un comunicado al ayuntamiento de Espirdo: ”   que no autorice las obras y no conceda licencia a la empresa, con carácter de urgencia, se evalúen las directrices de exposición y se desarrollen y apliquen límites de seguridad pública restrictivos, dado que la ubicación que se pretende no son lo suficientemente protectoras si se tienen en cuenta los efectos en la salud de las exposiciones crónicas y el incremento de la incidencia en el medio ambiente de campos electromagnéticos de baja frecuencia y de radiofrecuencia”