El momento de tensión terrorista causado por los recientes atentados en Barcelona y Cambrils ha servido para que los grupo municipales del PSOE y PP protagonicen un nuevo encontronazo. Y es que, los socialistas han lamentado hoy que la petición de los ‘populares’ para que cada agente de la Policía Local cuente con un chaleco antibalas, no es más que “intento de obtener rédito político” tras los últimos atentados. Mientras que el PSOE argumenta que la dotación actual es la adecuada, los concejales del PP consideran que la utilización de esta prenda es “una necesidad de protección” de los agentes.

El grupo de ediles del Partido Popular defendió que, ante la resolución del Ministerio del Interior de solicitar una mayor implicación de la Policía Local en las labores de seguridad y vigilancia en materia antiterrorista, es el momento adecuado para que el Ayuntamiento de Segovia, dote a cada agente con un chaleco antibalas como parte de su equipo personal de protección.

Para los populares, se ha convertido “en un elemento necesario para el desempeño de las labores policiales”, porque son una medida de protección no sólo ante las balas sino también ante cualquier otro tipo de riesgo, como una agresión con arma blanca. En este sentido, recordaron que, en la actualidad, la Policía Local de Segovia cuenta con algo más de una veintena de chalecos, con los que se cubre cada servicio. “Un único chaleco puede ser llegado a utilizar por hasta cuatro agentes en un sólo día”, afirmaron fuentes populares.

Además, añaden que no es sólo una cuestión de higiene o de imagen de la Policía Local de Segovia, sino “una necesidad de protección de nuestros agentes”, por lo que solicita al equipo de gobierno socialista, que “a la mayor brevedad posible”, dote a cada agente de la policía local de un chaleco antibalas.

Dotación suficiente

El grupo municipal socialista consideró que el PP sólo “contribuye a generar inquietud en la sociedad”. Los concejales del PSOE recordaron que las competencias en materia de seguridad ciudadana son de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y la Policía Local desarrolla funciones de auxilio y apoyo circunscritas a su localidad.

Una labor de apoyo para la que la Policía Local de Segovia “cuenta con chalecos antibalas para todos los agentes que se encuentran prestando servicios durante el turno”. El grupo socialista afirmó que “aludir supuestos fallos de protección” en los Cuerpos de Seguridad, “contribuye a sembrar la duda y el temor entre la ciudadanía”. Además de señalar debilidades ficticias que “pueden incitar a cualquier desaprensivo”.

El grupo municipal del PSOE defendió que la Policía Local está perfectamente dotada, y que cumple sus funciones con todos los parámetros de seguridad y eficiencia, “con la dotación que la dirección del cuerpo ha considerado oportuna”. Asimismo, lamentó la postura del PP, en un intento de “obtener rédito político”, obviando que la Policía Local cumple con las funciones que tienen legalmente encomendadas, y de “forma profesional como reconoce y valora la sociedad segoviana”.