En la sociedad actual, donde ha aumentado la movilidad de estudiantes y trabajadores, la globalización y las fuertes migraciones, el conocimiento de idiomas es algo que las empresas valoran muy positivamente a la hora de ofertar empleo.

Según un estudio realizado por Adecco, el 33,4% de las ofertas de empleo en España ya solicita el conocimiento de algún idioma, 0,4 puntos más que hace un año y 1,5 más que hace dos. En Castilla y León esta cifra es considerablemente menor, pues un 22% de las ofertas publicadas en Castilla y León hace referencia a los idiomas, 11,4 puntos por debajo de la media nacional. Se sitúa así en 12ª posición tras sufrir un descenso de 6,2 puntos desde el pasado año.

Una vez más, el inglés es el idioma más demandado, con una presencia del 93,3% sobre el total de ofertas que solicitan idiomas en Castilla y León. En segundo lugar, las empresas buscan candidatos que dominen el alemán y así lo especifican en el 7,6% de sus ofertas. El francés, en tercer lugar, ahora acapara el 4,6% de las ofertas.

Idiomas como el portugués o el italiano, aunque siguen siendo minoritarios, van escalando posiciones: el primero de ellos ya es solicitado en el 2,1% de las ofertas de empleo, y el segundo, en el 0,3%.

La exigencia de conocimientos en idiomas aumenta conforme asciende la categoría profesional. El 51,7% de las ofertas para cubrir puestos directivos solicita idiomas, mientras que para empleados esta cifra se queda en tan solo un 22%. Si tenemos en cuenta los sectores, son Telecomunicaciones (en el que un 42,4% de las ofertas hace referencia a este requisito) y Recursos Energéticos (con un 40,1%).

Por áreas funcionales, Compras, Logística y Transporte, son las que más valoran los idiomas en sus ofertas de empleo, con un 43,2%. Le sigue el área de Ingeniería y Producción, con un 41,8%.