El Obispo de Segovia,  Cesar Franco, ha creado una comisión diocesana, compuesta por el Vicario de Pastoral, CONFER, Justicia y Paz y Cáritas, que coordinará dicha comisión, para  prestar ayuda a las personas refugiadas y migrantes.

Desde la recién creada comisión “hacemos un llamamiento a toda la sociedad, parroquias, comunidades religiosas, instituciones y empresas para que se impliquen en esta tarea humanitaria. Segovia siempre ha dado muestras de ser una comunidad generosa con la persona que sufre” según informa Cáritas Segovia a través de un comunicado. 

“Ahora, es tiempo de mostrar de nuevo nuestra sensibilidad ante la tragedia de tantos hermanos y hermanas nuestras que sufren por un conflicto armado que está destruyendo sus vidas”, afirma el mismo comunicado.

Afirman desde Cáritas que “si bien es cierto que corresponde a la administración pública otorgar el estatuto jurídico de refugiado y asignar a las personas y familias el lugar de residencia, no podemos olvidar que esta crisis está originada por la injusticia y la guerra. Además del ofrecimiento de la ayuda humanitaria en la acogida, es necesario el compromiso de trabajar por la justicia y la paz aquí y en los lugares donde se ha originado este terrible drama humano”

Así mismo, esperan desde Cáritas Segovia ir perfilando los próximos pasos a realizar para iniciar la acogida coordinándose con Cáritas española. “En Cáritas estamos recogiendo algunos recursos económicos, de voluntariado, viviendas o lo que se pueda necesitar y estén así preparados para cuando sea necesaria nuestra colaboración. Es importante suscitar la sensibilidad, el servicio y la coordinación, pues esta posible acogida de familias puede prolongarse durante mucho tiempo”, afirman.